14 febrero 2008

Rumbo a tus ojos

Rumbo a tus ojos



Hoy en mi alma
negras sombras
con sus pies hundidos en la muerte
prolongan su silueta,
alcanzando mi semblante,
encogiendo sus perfiles,
tornándolos toscos, agudos
húmedos.

Hoy en medio de mis silencios
se alza un grito desgarrado
de dolor,
de rabia,
de vergüenza
y de impotencia.
Un clamor
en busca de respuesta
a preguntas imposibles.



Hoy mi corazón se arrastra
contorneándose
entre secos pedregales,
páramos yermos
sedientos de paz,
polvorientos,
henchidos de tinieblas
precisos de luz.

Hoy mis ojos se asoman
a un abismo
sin fondo
ni límites;
perdido
en el tiempo
de los mares
sin caminos.

Pero hoy,
una preciosa flor nació
en el jardín del eden.

Entre sus ramas descubro
una crisálida
que crecerá
hasta florecer
en mariposa;
que batiendo
sus alas blancas
surcará los vientos
del infinito,
devolviendo el rumbo
a mi alma,
hoy agitada
entre mares
tormentosos.

La calma vendrá,
y mis velas
pondrán de nuevo
rumbo a tus ojos;
faros de mi destino,
objetos de mi deseo

Recalaré en tu puerto
sanaré mis heridas
y navegaré de nuevo
entre tus brazos.

Artea

Fotografía de Dahmane


1 comentario:

Mica dijo...

es hermoso este poema, me identifiqué mucho, todas las cosas que escribís son hermosas =)