18 abril 2008

Nuestro pan de cada dia

Cartel de la película Nuestro Pan de Cada Día


En esta impresionante película-documental, el premiado director austriaco Nikolaus Geyhalter nos adentra en el industrializado mundo de la producción alimenticia.

Son lugares que casi nunca vemos, pero que están ahí, son reales y existen en todo país desarrollado.

Es un documental carente de diálogos, entrevistas o comentarios explicativos. Mucho primer plano y sonido ambiental. Un trabajo dirigido a los sentidos de la vista y del oido; del que participan también -inevitablemente- cabeza y corazón.

Espacios inmensos con enormes máquinas que igual sirven para criar que para matar. Animales y vegetales que no representan otra cosa que un valor de mercado. La vida como exclusivo valor económico.



Y junto a ellos, y dirigiendo esta sofisticada maquinaria tecnológica un hombre solitario, deshumanizado, minúsculo ante el potencial de las cintas transportadoras, víctima de su propia creación.

Un hombre aislado y protegido con todo tipo de artilugios que le defienden de un ambiente industrial frío, monótono, repetitivo, contaminado y carente de todo sentimiento.

¿Un fiel reflejo de lo surrealista de la sociedad actual?

Ojalá redescubramos el valor humano de las cosas.

La cinta fue premiada en el Amsterdam International Documentary Film Festival con un Premio Especial del Jurado y fue nominada a Mejor Documental en los European Film Awards.