14 enero 2009

belleza efimera

Cristal de nieve



Año de nieves, año de bienes.
Al menos esto es lo que afirma el sabio refranero. Y si es así, este va a ser un buen año de bienes, a pesar -al parecer- de la crisis.

Ya anteriormente dejé claro que me gusta la belleza de lo imperfecto.

Y ahora, dejaré claro que me gusta la belleza efímera.

Porque nada es eterno en este mundo, salvo el momento presente.

Y para ilustrarlo, nada mejor que esta pequeña colección de fotografías de copos de nieve que encontré en la página de Snow Crystals.

Que los disfruteis... hasta que el calor de vuestro corazón los derrita.



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



Cristal de nieve



3 comentarios:

Sylvaine dijo...

¡Fractale implosión y explosión!
La nieve es un silencio hablador.

Tormenta. dijo...

Oye, y de paso, que sea verdad lo que dice el refrán!!! jejeje.

Besos!.

Artea dijo...

La vida se organiza y toma formas muy curiosas.

Incluso la materia más inerte, vista al microscopio, revela un universo de formas y colores perfectamente organizado.

Toda organización tiene un fin, y tiende a él.

Quien no sepa ver nada detrás de esta creación, es que está absolutamente ciego.

Quien tenga ojos para ver, que vea.

Y por supuesto que el refranero nunca se equivoca. El año será pleno de bienes, aunque estos no sean los que esperábamos.

No cabe duda.

Besos Sylvaine y Tormenta.

;)