11 enero 2009

Time Lapse



El tiempo pasa.
Inexorablemente.
Aprovechemos pues
cada instante.

Artea.


La fotografía time-lapse es una técnica cinematográfica en la que cada parte es capturada a una velocidad mucho menor a la cual será reproducida. De este modo, cuando sea reproducida a una velocidad normal, la línea del tiempo parece moverse más rápido. La fotografía time-lapse puede ser considerada el opuesto de la fotografía en alta velocidad. De este modo, procesos que generalmente son muy poco apreciables para el ojo humano, como el movimiento de nubes lentamente en el cielo, se convierten en movimientos muy pronunciados tras aplicar esta técnica.







5 comentarios:

eltiosain dijo...

Eso,eso....

Artea dijo...

Pues eso... :D

Leodin DaCore dijo...

El tiempo huye, o eso dijeron una vez... Una vida es demasiado poco tiempo!!

Tormenta. dijo...

Así es querido Artea, saborear cada momento, sin prisas, disfrutarlo, como siempre, es una delicia de entrada, que he saboreado!!!!

Besos , muacckkkkkkkkk!.

Artea dijo...

Hola LeodinDaCore. ¿qué tal?

En mi modesta opinión el tiempo no es otra cosa que una idea hecha a la medida del hombre.
Lógicamente esa expresión, fruto de la mente, acaba transformándose en nuestras vidas en toda una serie de sensaciones.
Y esas sensaciones, a su vez, se reprocesan de modo distinto en cada persona dando lugar a que, al final, la percepción que tenemos del tiempo acabe siendo más subjetiva que objetiva.

Así que, en todo caso, huye el hombre.
Ya lo haga hacia el pasado o en dirección a un futuro.
Y si huye, acaba perdiendo el presente.
Ese precioso tic-tac de cada momento presente.

Es mejor no huir.
Yo opto por sentarme, en silencio, y llenarme de tiempo.

Un gran abrazo.

Hello Tormenta.

¿Prisas? ¿Sirven para algo las prisas? ¿Acaso nos garantizan una vida mejor?.

Las grandes cosas siempre se hacen despacio. Sólo así acaban llevándose a buen puerto.

Un besote... sin prisas, claro. ;)