13 marzo 2009

El ejercicio del gato

Ejercicio del gato
Fotografía obtenida de la página web de bebes y embarazos

En los tiempos en que nos ha tocado vivir es muy frecuente que nuestras espaldas sufran más de lo debido.

Demasiado tiempo sentados o de pie. Demasiado poco movimiento corporal. Demasiadas tensiones físicas y psíquicas. Demasiado estrés.

Sea por unas causas u otras son muchas las personas que o bien "cargan demasiado en sus espaldas" o bien sus espaldas pierden flexibilidad y movilidad.




Un ejercicio muy práctico para movilizar la espalda es el llamado del gato (algunos lo llaman el gato-camello), que lógicamente toma su nombre por la similitud con los movimientos que efectúan los felinos para estirar y descontraer sus espaldas.

Hay que cuidar especialmente que caderas y hombros estén bien alineados.
Resulta muy eficaz si se combina inspirando cuando se eleva la cabeza (acentuando la curva lumbar) y se espira al bajarla (acentuando la curva dorsal).
El ejercicio hay que hacerlo lentamente y sin brusquedades, siempre sin forzar los límites.
Se procura un estiramiento cómodo, sin que aparezca el dolor.
Emplear el movimiento de cadera, pelvis y glúteos tanto en uno como en otro sentido del estiramiento.

Una serie de diez ejercicios completos es suficiente.

En el siguiente video, aunque introduce otras variantes, puede apreciarse bastante bien cómo realizar el ejercicio de arqueo en ambos sentidos.



Puede finalizarse con un movimiento de arqueo lateral.
Manteniendo la posición inicial, girar el cuello para mirarse la nalga del mismo lado.
Alternar 5 veces el lado izquierdo y el derecho del cuerpo.

Su ejecución un par de veces por semana será ampliamente agradecida por vuestra espalda.

7 comentarios:

Susana dijo...

Aisss, qué sabio es el cuepo. Ya ves, que no conocía el ejercicio como tal y sin embargo hago algo parecido cuando mi espalda empieza a gritar. Probaré a hacerlo así y a sistematizarlo un poco más.
Gracias de nuevo, Artea.
Abrazos.

Artea dijo...

Si hasta los gatos lo usan sin que nadie se lo haya explicado... :D

Seguro que sistemáticamente practicada, junto a otras que vendrán, conforma una excelente tabla de mantenimiento y uso adecuado del cuerpo (y por ende de la mente).

Un fuerte abrazo Susana

Wuwei dijo...

El otro día vino a clase una mujer y me contó que tiene dos hijas: una de ellas era psicóloga y la otra fisioterapéuta. Bromeando le dije que seguramente ninguna de las dos se encontraría nunca en el paro, ya que todos estamos un poco neuróticos y a nadie le falta alguna molestia en la espalda... :o)

Interesante tu iniciativa de ilustrar estos simples y efectivos ejercicios para la espalda. Tengo intención de adentrarme también en esta tarea desde el ángulo del taichi y el qi gong, pero por una cosa u otra lo voy dejando y dejando...

Bueno, voy a ver si me estiro un poco.

Un fuerte abrazo.

Tormenta. dijo...

Artea, no veas que cara se me quedó al leer el post, llevo enganchá unos días mas de una semana de la espalda, del lumbar vamos..fatal.. y todo por no ir al médico así que.. cuando vi el post jaja intenté no reirme mucho porque mira que duele así que..en cuanto pueda hacer los ejercicios a ver que tal;)
Besos guapetón!.

Artea dijo...

Hola Wuwei.-

Interesante el trabajo con Tai-Chi y Qi-gong. Tengo bastante literatura sobre ellos pero tampoco me he puesto a fondo; aunque no cabe duda que desde el punto de vista fisioterapeutico y "energético" actúan como verdaderos preventivos de la salud.

Ya me cuentas como te va en ese mundo.

Interesante combinación la de psicóloga y fisioterapeuta... aunque resulta mucho más interesante una disciplina que trate ambas cuestiones al mismo tiempo.

Haberlas haylas. ;)

Un fuerte abrazo.

Hola Tormenta.-

No son ejercicios específicos para las lumbares, sino más bien movilizadores genéricos de los raquis vertebrales (especialmente dorsal y lumbar).

Desde luego, lo primero siempre es un diagnóstico preciso de cuál es exactamente el problema de tu lumbalgia. No necesariamente tiene que ser un problema vertebral, puede ser también de índole muscular e incluso nervioso.

Una radiografía ayuda a concretar este aspecto y puede ser una excelente guía cara a algún tipo de tratamiento fisioterapeutico más específico para las lumbares (incluso para alguna de ellas en concreto).

Acude al médico y cuéntanos. Quizá podamos darte algún consejillo interesante.

Un fuerte abrazo.

Tormenta. dijo...

No sé iré al médico, esperaré a ver si va.. y sinó tocará ir.. pero si tengo claro que posiblemente sea, de malas posturas, que siempre tengo para leer en la cama..tenía que pasar tarde o temprarno, si ya me lo decían esa postura no puede ser buena jajaj, besos guapo!.

Artea dijo...

La mayor parte de problemas de espalda que todos solemos sufrir tienen bastante que ver con cómo usamos nuestro cuerpo.

Es todo un arte comprenderlo y hacer un uso adecuado del mismo, si queremos que las ITVs propias de la edad vayamos pasándolas sin necesidad de visitar el taller en demasía.

:D

Un fuerte abrazo Tormenta.