18 enero 2010

La adversidad

Convergencia

Fotografía de paololivorno

La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la prosperidad hubiesen permanecido durmiendo.

Horacio

Toda circunstancia,
incluso las difíciles,
y -como no- las adversas,
siempre nos brindan
la oportunidad de aprender.
Solo tenemos que abrirnos a sus posibilidades.

Artea

Bonus track.-



Artista: Philip Glass
Tema: Morning passages
Álbum: Music from the hours (2004)

07 enero 2010

Abrir los ojos

Spiral

Fotografía de nailuj..,

Reconocer que existe una situación enfermiza es un paso crucial hacia su curación. Por el contrario, la curación verdadera puede verse impedida por un estado mental que se niega a reconocer la existencia de un problema. Sin embargo, si abrimos los ojos ante lo que sucede en el mundo que nos rodea, se hace muy difícil mantener esa actitud de negación.

Rubén L.F. Habito en El aliento curativo

Abrir los ojos no es solo elevar los párpados.

Los ojos cumplen una doble función: ver y mirar.
La una es hacia dentro, y la otra hacia fuera.
La una es dejarse impregnar y la otra escudriñar.

Pero, en todo caso, cualquiera de ambas,
necesita unos párpados levantados.

Si no levantamos ese "velo",
poco podremos ver,
y mucho menos mirar.

Déjate ver,
y aprende a mirar.

Artea

Bonus track.-



Artista: Peter Kater
Tema: Autumn
Álbum: Earth (Colección Elements Series) (2005)

06 enero 2010

La tecnica

Judo

Fotografía de judo_dad1953

Se cuenta que un jovencito, a los doce años de edad, sufrió un accidente grave y los médicos debieron amputarle el brazo izquierdo.
El muchacho se recuperó moralmente y cierto día, animado, decidió aprender algún arte marcial apropiado a su condición. Se dirigió a un afamado instructor que vivía en la misma aldea, un hombre entrado en años.
El alumno, entusiasta y dedicado, aprendió con gran rapidez. Sin embargo, después de seis meses de práctica diaria dominaba un sólo movimiento, que ejecutaba casi a la perfección.
Preocupado por las limitaciones de su formación le solicitó a su maestro que le enseñara otras formas más complicadas. El sensei lo escuchó con respeto, pero le señaló que le estaba entregando todo lo que el necesitaba incorporar a su vida de combate, por lo que era fundamental que se tranquilizase y, sin quejas, siguiera perfeccionando los secretos de ese único movimiento.
Poco tiempo después el muchacho fue invitado a participar en un torneo y logró clasificarse como semifinalista. El rival a quien le correspondía enfrentarse era mayor que él, más experimentado y dueño de unas destrezas imponentes. Nada parecía favorable para que un joven lisiado tuviese alguna oportunidad, no ya de ganar, sino de salir ileso. Sin embargo, el maestro le exigió a su alumno consagración total a lo que le había enseñado, sin más complicaciones.
Después de una larga contienda, el vigoroso oponente comenzó a perder concentración y a fatigarse. El alumno, por su parte, continuó aplicando el único movimiento que dominaba, seguro, sin fatiga, hasta que consiguió derribar a su rival, exhausto, al suelo.
De regreso a su casa, el muchacho preguntó a su maestro, que caminaba en silencio junto a él, impasible:
- Maestro ¿cómo pude ganar aplicando sólo una posición de ataque?
- Aprendiste a dominar uno de los pasos más difíciles de todo el judo. La única defensa contra ese movimiento radica en que tu rival te tome por tu brazo izquierdo.

Enrique Mariscal en El poder de lo simple.

Regreso.
Todo regreso tiene algo de despedida.
Así pues, me despido de algo que ya queda atrás.
Días de fiesta, salpicados por el recuerdo de mi padre.

Es el primero, de una larga serie de años, que no puedo compartir mesa junto a él en la comida de Navidad, y su ausencia lo ha hecho más presente que nunca... en nuestro recuerdo.

Sigo adelante tras una larga pausa, y con la mirada puesta en mi próximo examen de quiromasaje.
Estos días tan señalados han transcurrido -para mi- concentrados entre huesos, músculos y tendones, tanto imaginarios como reales.
Imaginarios, por aquellos que necesariamente tengo que conocer con todo detalle.
Reales, por aquellos otros que -amablemente- se dejan deslizar bajo las maniobras de mis manos.

Fascinante mundo.
Queda tanto por descubrir.

Artea

Bonus track.-



Artista: Paul Sills
Tema: Astral Doorways
Álbum: Astral Doorways (2007)