24 octubre 2006

Un juego inteligente

Curioso juego



Lo que en principio parecía un simple juego sin más, se ha convertido en todo un reto.

Se dice en su sitio que para jugarlo tienes que sincronizar bien las dos partes de tu cerebro, y a juzgar por los resultados inmediatos... en el mío brilla la sincronización por su ausencia.

Con la práctica mejora.

Se trata de que moviendo el cursor consigas controlar la bolita superior (que empieza a correr por el recuadro) como si de una pelota de ping pong se tratara. La paleta, en este supuesto, sería el trazo horizontal entre ambas bolas.
Pero cuando mueves, también se mueve la línea inferior que sujeta la bola, que se cae por el lado.
Todo un reto a la habilidad.

Atrévete.