24 enero 2007

McNaught: Una visita inesperada

Otro visitante del universo


Este pasado fin de semana el cometa McNaught alcanzó su máxima luminosidad, que incluso superó a la de Venus. Entusiastas y fascinados por el cielo de todo el hemisferio norte de la Tierra trataron de tomar una instantánea de la cabeza visible del cometa, y de su pálida y alargada cola, en las horas más propicias, el amanecer y la puesta del sol. Las últimas estimaciones sobre su brillo este pasado fin de semana otorgan al cometa McNaught una magnitud por encima de -5 (menos cinco), lo cual lo convierte en el cometa más brillante desde 1965, año en que el Ikeya-Seki alcanzó una magnitud de -7 (menos siete). El gran cometa del 2007 alcanzó su máximo brillo mientras circundaba el sol, bien dentro de la órbita de Mercurio. Durante la próxima semana, el cometa McNaught comenzará a palidecer a medida que se mueva hacia el sur y se aleje del sol. El inesperadamente brillante cometa debería permanecer visible para los observadores del hemisferio sur, sin ayuda de instrumentos, durante el resto de enero.

Una completa galería del cometa.