18 enero 2007

Que tengamos suerte (Que tinguem sort)

Cancion de amor



Mi condición de valenciano parlante me hizo descubrir, hace ya largo tiempo, muchos mensajes en las letras de los cantautores de finales de los 70.

Hoy, con el sosiego que da el tiempo y el cambio de circunstancias, descubro muchos más que entonces.

Una preciosa canción que también nos habla del camino, y de sus amores, y de sus rupturas. Su letra original y su traducción.




Letra original:

Si em dius adéu,
vull que el dia sigui net i clar,
que cap ocell
trenqui l'harmonia del seu cant.Que tinguis sort
i que trobis el que t'ha mancat
en mi.Si em dius "et vull",
que el sol faci el dia molt més llarg,
i així, robar
temps al temps d'un rellotge aturat.Que tinguem sort,
que trobem tot el que ens va mancar
ahir.
I així pren tot el fruit que et pugui donar
el camí que, a poc a poc, escrius per a demà.
Què demà mancarà el fruit de cada pas;
per això, malgrat la boira, cal caminar.
Si véns amb mi,
no demanis un camí planer,
ni estels d'argent,
ni un demà ple de promeses, sols
un poc de sort,
i que la vida ens doni un camí
ben llarg.

Traducción:

Si me dices adiós
quiero que el día sea limpio y claro,
que ningún pájaro
rompa la armonía de su canto.
Que tengas suerte
y que encuentres
lo que te ha faltado en mí.
Si me dices te quiero
que el sol haga el día mucho más largo,
y así robar
tiempo al tiempo de un reloj parado.
Que tengamos suerte,
que encontremos
todo lo que nos faltó ayer.
Que mañana faltará el fruto de cada paso
para ganar lo que todos hemos
esperado estos años.
Cada paso nos acerca más al mañana
y por esto a pesar de la niebla, hay que andar.
Si vienes conmigo
no pidas un camino llano
ni estrellas de plata
ni un mañana lleno de promesas,
solamente
un poco de suerte
y que la vida nos dé un camino
bien largo.

2 comentarios:

Bergman dijo...

Hola caminante.
Me parece que nuestro horizonte será el mismo durante unas cuantas jornadas. Cuántas no lo sé. Nadie lo sabe.
Si no te importa te haré compañía. El camino es largo y un poco de conversación hará más llevadero mi caminar... y espero que también el tuyo.

Artea dijo...

La compañía de un buen amigo no solo es necesaria y reconfortante, sino un preciado tesoro para la andadura de los caminos.
Especialmente si son largos, como lo pretende ser éste.
Un abrazo.