26 julio 2007

Conocer-se

Solo ante el mundo



Te conocerás a ti mismo en cuanto empieces a descubrir en ti defectos que los demás no te han descubierto.


F. Hebbel

El viaje hacia nuestro interior sólo puede emprenderse si hay tiempo para el amor y el perdón, sin condiciones. Podemos darle a la vida todas las vueltas que queramos, pero siempre acabaremos -tras fatigosa búsqueda- en el puerto del silencio interior.

Es en ese silencio interior, tan elocuente, donde todo se escucha y se oye, donde podremos descubrir que la felicidad está dentro nosotros mismos, y que debemos practicarla en cada instante de cada día, durante todos los días de nuestra existencia.