23 noviembre 2007

Abriendo camino

Ventana abierta al camino


Hoy doy el primer paso,
casi sin quererlo,
y sin apenas pensarlo.

Y con este gesto,
abro el camino,
que a ningún sitio conduce,
salvo a mi destino.

Camino que espero,
compartir contigo,
desde hoy,
hasta siempre.

Podremos coincidir o no,
podremos conocernos o no,
pero si estás en camino,
seguro nos encontraremos,
en alguno de los recodos,
de los paisajes del corazón.

Expresaré mis reflexiones,
sobre lo divino,
y también de lo humano.
Estoy dispuesto a escribir,
pero también, y sobre todo,
a escucharte, y a respetarte,
como espero hagas tú conmigo.

Hablemos... mientras caminamos.
Hagamos camino al hablar.