21 enero 2008

La Comunicación No Violenta (CNV)

Beso al viento



La palabra tiene un gran poder.
La palabra adecuada puede hacer que el amor y la compasión rebosen más allá de los límites de nuestro propio corazón, inundando todo nuestro ser de reluciente felicidad.
La palabra inadecuada puede herir con más profundidad que el cuchillo más largo y afilado, y dar al traste con cualquier gesto de comprensión mutua con nuestro prójimo.

El hilo argumental del libro se soporta en el hecho de que todo ser humano esconde una necesidad insatisfecha detrás de cada conflicto no resuelto.
A partir de esta idea Marshall Rosenberg postula su fórmula de La Comunicación No Violenta (CNV) como la vía para dotarnos de mecanismos que nos permitan expresarnos honestamente con nuestros semejantes y recibir empáticamente de los mismos “de modo compasivo”.



Según Rosenberg tanto el proceso de nuestra propia expresión, como el de “oir” y “reflejar” lo que otros expresan se sustenta en cuatro pilares básicos:
1.- Observar (o si se prefiere observación neutral); a través de la cual aprendemos a comunicarnos sin calificativos, juicios o valoraciones, tanto con los demás como con nosotros mismos.
2.- Sentir; identificando con precisión el sentimiento asociado al acto comunicativo, en nuestra relación como emisores y receptores.
3.- Necesitar; descubriendo la necesidad específica que genera el sentimiento propio y el ajeno.
4.- Pedir; con honestidad aquello que necesitamos y responder empáticamente a las necesidades de los demás.

La Comunicación No Violenta se convierte así en una propuesta que pretende que escuchemos y hablemos con el corazón y desde el corazón, con sinceridad y honestidad, abriendo canales y espacios de respeto y confianza con nuestros interlocutores que nos permitan expresar plenamente nuestros sentimientos y necesidades.
A través de esta propuesta, Rosenberg quiere hacernos tomar conciencia de las reacciones habituales que aparecen cuando tratamos de comunicarnos, de modo que seamos capaces de descubrir las necesidades y estados emocionales que subyacen tras el acto comunicativo.

El libro es todo un viaje al lenguaje del sentimiento.
No olvidemos que los sentimientos son la esencia del ser humano. Son la manera en que actuamos y reaccionamos ante los eventos de nuestras vidas diarias. Los sentimientos son algo consustancial al ser humano. Es un proceso natural que no es posible evitar, pues está regido por el funcionamiento del cerebro.
Inhibir un sentimiento equivale a construir un anhelo. Postergar un anhelo es generar una frustración.
Los sentimientos precisas un cauce para ser comunicados y satisfechos.
Rosenberg nos propone la CNV como camino para poder integrarlos en nuestro lenguaje y sentirnos más completos.

2 comentarios:

Email: cadiz.noviolenta@gmail.com dijo...

Hola: Me ha encanado tu pagina. ¿Sabes como hacer para que mi blog sea facil de encontrarlo por los buscadores o Gooble?.
http://cadiznoviolenta.blogspot.com/

Gracias y felicidades. Paco

Artea dijo...

Hola amig@ no violent@.

Los mejores consejos que puedo dar para que un se indexe por los buscadores es:

Que tenga contenidos interesantes (busca palabras clave).
Que se actualice a menudo.
Que su código web sea "limpio". Si valida en XHTML mejor.
Puedes dar el blog de alta en los buscadores.

Date un paseo por:

http://www.google.com/addurl/?continue=/addurl

http://www.dmoz.org/World/Espa%C3%B1ol/about.html

También es interesante tenerlo de alta en Technorati.

Un cordial saludo