23 enero 2008

Optimismo

Emoticono sonriente



Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.
Winston Churchill

¿En qué clase te encuadras tú?

4 comentarios:

Toko dijo...

Se me ha dado la oportunidad de vivir, y la calamidad no tiene cabida en mi equipaje.

Artea dijo...

En tu caso, la creo sustituida por una constante alegría.
:-)

Samala dijo...

Pues yo acabo de confirmar lo que ya sabía: soy pesimista.

Artea dijo...

Siendo así pues, quizás puedas darte cuenta que las posibilidades de transformación que tienes son amplias.

Y si lo son, quizás puedas hacer algo por cambiar algún punto de vista... aunque solo sea un poquito.

No es necesario que te conviertas en la más optimista del mundo.

Pero quizás te sonrías más a tí misma si, aunque sea solo a veces y solo un poquito, puedes sentirte más optimista unos dos minutos al día.

Acércate al espejo.
Mírate a los ojos.
Sonríete.
Háblale a tu corazón.
Hazlo en voz alta. No temas, nadie extraño te oye.
Dile cuánto le quieres.
Dile que lamentas no poder darle algo más de fuerza y optimismo a su latir.
Dile que vas a intentar hablarle con optimismo y positivamente dos minutos cada día.
Cumple tu promesa.

Si eres capaz de mantener tu compromiso, felicidades.
Iniciaste el camino.
Calza tus botas.
Paso a paso llegarás al otro lado.