08 enero 2008

Sentirse vivo

Manos de varias culturas


No te preguntes qué es lo que el mundo necesita;
pregúntate que es lo que te hace sentir vivo.
Y hazlo.
Porque lo que el mundo necesita es gente que se sienta viva.

Harold Whitman

Fotografía de Shirin Neshat.

4 comentarios:

Micaela dijo...

Tomo nota a ver si con mi "viveza" le doy un empujoncito al mundo.

Artea dijo...

A mi al menos, me lo das a menudo.

Así que supongo que también lo harás con otros (aunque tu no lo sepas); y seguramente puedas hacerlo con muchos más.

La alegría tiene la virtud de ser contagiosa; y algunas personas -como tu- poseen el don de transmitirla.

Probablemente sea una suerte... tenerte tan cerca.

Como dicen en tu tierra, un abrazo "chillao".

Almazhen dijo...

Pequeños detalles me hacen sentir vivo como el contraste de un día oscuro lluvioso y soleado al mismo tiempo, pisar charcos, sentir la fragancia y el recuerdo de alguien que ya se fue, caminar descalzo,admirar un paisaje, un beso sutil sin esperarlo, sentir el contacto cálido de una mano amiga, un paseo por el monte, arroparme con una manta al calor del hogar, cocinar, pintar, oler, comer, escribir, amar, amanecer…..

Artea dijo...

Queda claro que sentirse vivo no depende tanto de las cosas ni de las circunstancias externas, como de uno mismo.

En las cosas más cotidianas, incluso las que no siempre realizamos con supremo gusto, hay quien es capaz de encontrar enormes lecciones y grandezas.

Por contra, hay quien nadando en la abundancia no acierta a encontrar ningún atisbo de satisfacción.

Este es el misterio del alma.
Ese es el camino para encontrarla.

Andando de nuevo Almazhen.
Saludos en este nuevo año.