29 febrero 2008

Brazos abiertos

Brazos abiertos



Brazos abiertos
y corazón limpio.

Ninguna otra cosa
se necesita
para empezar a caminar.

Mirada sincera,
alma transparente,
y oídos compasivos.

Son el único equipaje
que en tu mochila
no debe faltar.

Artea

4 comentarios:

Almazhen dijo...

… cuando hago alguna salida al campo, mi mochila durante el recorrido se va llenando de emociones y sentimientos recónditos, el pecho se expande y los sentidos se agudizan… y curiosamente me siento más liviano a cada paso…..

En nuestro camino cotidiano debería ser lo mismo y nada más despertar, deberíamos llenar la mochila de cosas buenas y a su vez prescindir de aquella carga pesada que tanto dificulta nuestro paso…

Preciosas palabras Artea, un abrazo amigo.

Artea dijo...

Tú, como yo, sabes que el camino somos nosotros mismos.

Sabes que este camino se construye en el aquí y el ahora.

Sabes que el pasado y el futuro no existen más allá de los estrechos límites de nuestro pensamiento.

Sabes que el pensamiento es incapaz de alcanzar "la verdadera esencia"; que lo trasciende y sobrepasa.

Sabes que "algo tiene que despertar", y reconocer que forma parte de esa esencia que, en el fondo, todos somos.

Sabes que cada día es esa hoja en blanco dispuesta a ser escrita.

Sabes que sólo quien alberga en su interior esa "disposición" puede alcanzar, de una manera natural, ese estado de conciencia que trasciende las formas.

Sabes que, para el resto, esto son sólo palabras; una especie de bla, bla, bla...

Lo primero que hago, cada mañana, una vez el agua fresca ha consolidado mi despertar trayendo mi conciencia de nuevo a este mundo es: mirarme a los ojos.

Y cada día compruebo, a través de esa mirada, si sigue ahí dentro ese "duende", que todo lo llena con su presencia.

Y, simplemente, le sonrío y guiño un ojo.

No hacen falta las palabras.

Un fuerte abrazo, Alma Zhen.

Jorge Naranjo Quezada dijo...

Bello poema.
¡Felicidades!

Artea dijo...

Gracias por tu comentario Jorge.-

Bonito blog el tuyo, con interesantes contenidos que habrá que disfrutar periódicamente.

Un fuerte abrazo.