05 mayo 2008

Desengaño

Llanto



Otra vez más el llanto
hoy hizo mella en tus ojos;
que frágiles de pena
se desbordaron en lágrimas;
incapaces de calmar
el grito contenido
en el umbral tu garganta.

Otra vez más el desamor
llamó a la puerta de tu corazón;
para clavarle sin más
la daga de la incomprensión;
y de la soledad no deseada,
que tan gran vacío
deja en lo profundo del alma.

Otra vez más te abracé
haciendo mío tu dolor;
compartiéndolo como siempre solemos
hacer con las alegrías.
Porque haciéndolo así sabemos
que nos tendremos siempre
el uno al otro; otra vez más,
por encima de toda circunstancia.

Otra vez más estaré a tu lado
en los momentos difíciles;
cuando los verdaderos amores
tienen que cosecharse.

Otra vez más trataré
de curar tus heridas;
y esperaré a tu lado
un nuevo amanecer
que ilumine tu sonrisa.

Artea

A un buen amigo, en un mal momento.

6 comentarios:

Tormenta. dijo...

Me encanta la foto, es triste,pero me gusta.
Qué buen amigo,tiene tú amigo...

si es que más vales pocos,y buenos.

Me gustó mucho,está de corazón..ya lo sabes, si es que eres un crak!..

Besos, guapo!.

Artea dijo...

Ya sabes... se cosecha lo que se siembra.

Siembra buenos amigos, y acabarás cosechándolos.

Un abrazo, Tormenta.:)

sangsane dijo...

Bonito texto, yo se lo imprimí a mi hija..demasiado tiempo que la almohada no seca.

Artea dijo...

Hay veces en que uno tiene que vaciar por completo su pena.
Es necesario que así sea para poder dar cabida a otros sentimientos que, en su momento y sin forzarlos, aparecerán.

Del mismo modo que cuando expiramos por completo el aire de nuestros pulmones acaba viniendo la inspiración. Sin buscarla, sin forzarla, sin intervenir siquiera.

Así acaba secando el llanto para dar paso a la alegría; que curiosamente también acaba expresándose en lágrimas.

Basta con estar ahí. Al lado. Cerquita. Como una luz que en un momento dado, al darle la vuelta, muestra una puerta.

Las puertas sirven tanto para entrar como para salir. Es la elección del hombre quien marca la dirección en que tomará la misma.

Hay muchas barreras que, por increíble que parezca, están llenas de puertas sin cerrojo alguno.
Están ahí, abiertas. Pero por alguna extraña razón, siempre las vemos cerradas.

Un abrazo Sangsane. :)

alacant dijo...

hola, precioso poema lleno de sentimiento. he copiado tu foto para un post contra la pobreza. espero que no temoleste. Si es así dímelo

Artea dijo...

Hola Alacant.

Ningún problema, amigo.
Toma lo que quieras y haz con ello lo que desees.

En este mundo nada es nuestro... ni siquiera lo que poseemos.

Un abrazo.