17 agosto 2008

Tao Te King (17)

Sabio



El gran gobernante pasa inadvertido por el pueblo.

A éste sucede el que es amado y elogiado por el pueblo.

Después, el que es temido.

Y finalmente, el despreciado.

Si no hay una confianza total,
se obtiene la desconfianza.

El gran gobernante practica el no-hacer
y así, a la obra acabada sigue el éxito.

Entonces, el pueblo cree vivir según su propia ley.

Tao Te King. Lao-Tse. Capítulo XVII