20 agosto 2008

Tao Te King (20)

Banderas



Suprime el estudio y no habrá preocupaciones.

¿Qué diferencia hay entre el sí y el no?

¿Qué diferencia hay entre el bien y el mal?

No es posible dejar de temer
lo que los hombres temen.

No es posible abarcar todo el saber.

Todo el mundo se enardece y disfruta,
como cuando se presencia un gran sacrificio,
o como cuando se sube a una torre en primavera.

Sólo yo quedo impasible,
como el recién nacido que aún no sabe sonreír,
como quien no sabe adónde dirigirse,
como quien no tiene hogar.

Todo el mundo vive en la abundancia,
sólo yo parezco desprovisto.

Mi espíritu está turbado
como el de un ignorante.

Todo el mundo está esclarecido,
sólo yo estoy en tinieblas.

Todo el mundo resulta penetrante,
sólo yo soy torpe.

Como quien deriva en alta mar.
Todo el mundo tiene algo que hacer,
sólo yo soy un inútil.

Sólo yo soy diferente a todos los demás
porque aprecio a la Madre que me nutre.

Tao Te King. Lao-Tse. Capítulo XX.