12 septiembre 2008

La buena suerte

Sosiego



Primera Regla de la Buena Suerte
La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti.
La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

Segunda Regla de la Buena Suerte
Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

Tercera Regla de la Buena Suerte
Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre.
Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

Cuarta Regla de la Buena Suerte
Preparar circunstancias para la Buena Suerte no sig­nifica buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

Quinta Regla de la Buena Suerte
Si «dejas para mañana» la preparación de las circuns­tancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso... ¡Dalo hoy!

Sexta Regla de la Buena Suerte
Aun bajo las circunstancias aparentemente necesa­rias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparen­temente innecesarias..., pero ¡imprescindibles!

Séptima Regla de la Buena Suerte
A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo.
A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

Octava Regla de la Buena Suerte
Nadie puede vender suerte.
La Buena Suerte no se vende.
Desconfía de los vendedores de suerte.

Novena Regla de la Buena Suerte
Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía.

Décima Regla de la Buena Suerte
Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad.
Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre esta ahí!

Síntesis
Crear Buena Suerte únicamente consiste en. ¡Crear circunstancias!
El nuevo origen de la Buena Suerte dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias...
La Buena Suerte solamente depende de TI.
A partir de hoy, ¡TÚ también puedes crear Buena Suerte!
Y recuerda que...

El cuento de la Buena Suerte...
...no esta en tus manos por casualidad.

Alex Rovira y Fernando Trías de Bes en La Buena Suerte

Fotografía de una tal Teresa, (Fábulas en Flickr)

5 comentarios:

Lughnasad dijo...

No sé si esos consejos atraen o no a la buena suerte (¿existe?) pero sin duda son buenos consejos para afrontar la vida.

Gaviota dijo...

Hermsosa foto, para mi la buena suerte estas en las cosas que haces dia tras dia, pienso que se encuentra muy en el fondo del alma....

Abrazos desde Republica Dominicana....

Artea dijo...

Hola de nuevo Lughnasad.

Bueno, ya sabes, esto de la suerte -como casi todo en la vida- es un concepto muy relativo.

Lo que para algunos es buena suerte, otros pueden considerarlo fácilmente una desgracia.

Los autores -creo yo- trazan una línea argumental orientada en la dirección de que la suerte está del lado de quien la construye.

Otros dicen que del lado de quien la busca.

En todo caso, Alex Rovira es un autor que merece la pena leer en otros trabajos. No es frecuente encontrar un profesor de economía y empresa que aune esta faceta con la de terapeuta del alma. Es una combinación que hay que saber digerir.

Un saludo.

Hola Gaviota, bienvenida a este humilde sitio.

La foto es ciertamente bonita. Suelo buscar bastante antes de elegir la que incorporo en cada artículo. La inmensa mayoría no son mías. Esta tampoco. Está referenciada por si quieres ver el álbum de la autora en Flickr.

En mi opinión, todo reside en el valor que otorgamos a las pequeñas cosas cotidinanas. Como dices tu, las del día a día. No creo que haya mayor secreto para alcanzar la felicidad.

Entiendo también que la vivencia de todas ellas, de una forma consciente e intensa (que muchas veces interpreto como el momento presente), hace aflorar a la superficie todo aquello que está "en el fondo del alma".

Y es así como -me parece a mi- lo profundo se manifiesta en y a través de nosotros, a cada momento.

La dualidad dentro-fuera, acaba desapareciendo (aunque sea con carácter temporal)... y todo va ocupando su sitio... por sí mismo.

Un fuerte abrazo y ánimos para superar esta fuerte temporada de huracanes.

Tormenta. dijo...

Artea! me encantó este post! sobre todo, no sé porque me quedé con eso de que... hay muchos que desean suerte, pero pocos van a buscarla.. la suerte le busca a uno, o se va cosechando y un día de repente¡¡Sorpresa!

Me encantó de verdad!

Besos niño!.

Artea dijo...

Hola Tormenta.

Pues me alegro de que así sea.

Al final poco importa los caminos por lo que la busquemos. O que aún sin buscarla, un día, por sorpresa, venga.

Digo yo que lo importante será encontrarla... aunque sea en el fondo de nuestro corazón.

Que tengas suerte. Mucha suerte.

Un beso.