11 diciembre 2008

Renacer a cada instante

Manos

La muerte es sumamente parecida a la vida cuando sabemos vivir. No se puede vivir sin morir al mismo tiempo. No se puede vivir sin morir psicológicamente a cada minuto.
Jiddu Krishnamurti.

Hace ya tiempo que descubrí que tras el miedo a la muerte se esconde, realmente, el miedo a la vida.

Artea.

Fotografía de Pranav Shing.

5 comentarios:

Sylvaine V. dijo...

Morir no es nada, es nuestra última hora...Besos

Tormenta. dijo...

Artea! esas palabras son preciosas! no hay que tenerle miedo a la vida, yo le tengo miedo al dolor,..me encantó esta entrada!!!!

Abrazos guapo!.

Pd; la foto es genial, tal vez si no te importa igual un día te la pido ! muackkkkkkkk!.

Artea dijo...

Bonsoir Sylvaine.

Mourir n'est pas rien.

Ça dit une livre que j'ai commenté dans le blog.

Au moins, rien qu'il puisse être évité.

Bisou.

Tormenta, querida amiga.

A nadie gusta el dolor, creo yo. A mi tampoco.
Entiendo que ni el dolor físico (que a fin de cuentas puede evitarse farmacológicamente) ni el dolor a "otro nivel" que ese si puede ser peor de combatir.

Pero no podrás evitar que, a lo largo de tu vida, aparezca.

Un miedo anticipado no te ayudará a mejorar la situación cuando aparezca. Posiblemente la empeore.

Por tanto, quizá te convenga otra actitud interior frente al dolor. Aceptarlo (cuando viene, pues no se trata de ir a buscarlo) no lo evita, pero no te quepa duda que lo hace vivir de "otro modo".

Doler igual va a doler. Pero probablemente no quedarás atrapada en el dolor. Reflexiónalo.

La foto es pública. Está en Flickr en la galería de su autor. Puedes descargarla sin problemas en muchos tamaños.

Un abrazote.
:)

Tormenta. dijo...

Me está empezando a preocupar, lo bien que me va leerte, me anima mucho! de verdad, después de hacerlo me siento mucho mejor!.


Gracias.

Pd,Es difícil a veces aparcar el miedo a un lado, creeme que yo lo intento .. pero como dices, será cuestión de tiempo, aprender, madurar, sobre todo, proponérselo!.


Besos!.

Artea dijo...

Bueno, al final eso de que te vaya bien y al mismo tiempo te resulte una preocupación no acaba de encajar bien; pero supongo que el tiempo acaba redondeando hasta la piedra más aguda.

Nadie dijo que fuera fácil aparcar el miedo.
De hecho, creo yo que un poquito de miedo saludable puede resultar, incluso, beneficioso. Probablemente nos de un cierto sentido de la proporción.

Yo hablé de miedo anticipado. De ese que no es real. Que sólo existe en tu cabeza (o en la mía).

Muchas veces es la cabeza, y no la realidad, quien marca la pauta.
Esa tendencia, creo yo, es la que hay que invertir.

Una cosa es usar la cabeza (que no siempre hace falta) para vivir la realidad "real"; y otra muy distinta es usarla para crear una "realidad" que nada tiene de real.

Toda una pérdida de energía. ;)