28 enero 2009

Haiku (8)

Reflejos



...y al mirarlo
el espejo devolvió
solo un reflejo.

Artea.

Fotografía de Todo-Juanjo

10 comentarios:

Tormenta. dijo...

Y que bonitos son a veces esos reflejos, como esos..

Besos guapetón!.

Artea dijo...

Siempre se refleja lo que hay.
Sea lo que sea.
Bueno o malo.
Bello o feo.
La realidad es la que es, por muchos disfraces que queramos ponerle.

Un besote.

Leodin DaCore dijo...

reflejo sin máscara, ¿verdad?

preciosa foto :)

Artea dijo...

En cierto modo este Haiku trata también de expresar la idea de que, por mucho que queramos, no podemos engañarnos a nosotros mismos.

Las mentirijillas podremos contarlas a otros, pero es imposible hacerlo con uno mismo.

Y menos aún no darse cuenta. :D

Un abrazo, Leodin DaCore.

klimtbalan dijo...

Y si nos escondemos, no nos vemos!

Artea dijo...

¿Cómo podemos escondernos de nosotros mismos?

Yo no lo consigo... y mira que lo he intentado. :D

Nino dijo...

Sed kiel diferenci la spegulo de mi mem. Ne ekzistas du sed unu.

Artea dijo...

Hola Nino.-

Doy por hecho que tu texto, supongo que escrito en esperanto, tiene algún significado específico.

Sería interesante que nos lo tradujeras al idioma de Cervantes. Seguro que será algo interesante.

Un cordial saludo. :)

Nino dijo...

Con error incluido, intenta decir:

Pero cómo diferenciar el espejo de mi mismo. No hay dos sino uno.

Artea dijo...

¿Acaso el espejo sería algo sin el ojo que lo mira?

Es precisamente el ojo el que da sentido al espejo.
Es la mirada la que crea el mundo fenoménico.
Las divisiones... las diferencias... "lo otro" solo son ideas creadas por nuestra mente... las más de las veces con ánimo de regocijar nuestro ego.
Pero reducidos a nuestra esencia más profunda... no somos mas que polvo de estrellas.

Un abrazo Nino.