24 abril 2009

Estaba ahi

Tormenta

Fotografía de αlfanhuí

Solo puedo decir que no acierto a saber porqué.
Pero desde hace algunas semanas es evidente que en mis adentros se ha ido despertando algo.
Y su manifestación externa más visible es un incremento de mi agresividad y una cierta sensación de constante rabia.
Hay algunas circunstancias externas que bien podrían explicar esto.
Bastaría que me dijera a mí mismo que la culpa la tiene el vecino por esto o por aquello, o que maldita sea la racha de escasa salud que algunos familiares muy cercanos están atravesando.
Pero en el fondo sé que no es eso.
Que por mucho que trate de mirar hacia otro lado, "eso" ha salido y se ha manifestado.
Y claro... digo yo... que si ha salido, y se ha manifestado, es porque "estaba ahí".

¿Qué hacer?.
En algunos momentos me da por sentarme y simplemente respirar.
En otros por comenzar a desguazar el porqué de todo esto.
A ratos me quedo aplastado y se me van las ganas de todo.
Y en otros me digo a mí mismo que hay que tirar "palante" con decisión.

Pero sé que "no hay que hacer nada".
Allí en el fondo, algo me dice que no haga nada.
Y eso es lo que estoy haciendo..., "no hacer", "dejar hacer".
Confiar en que, del mismo modo que salió, evolucionará, cambiará, se transformará y ... el tiempo dirá.
Y seguramente entonces, sea el momento de pararse a pensar en todo esto.
Y a buen seguro que las respuestas estarán disponibles... ocupando el sitio que ahora llenan las preguntas.

Artea

11 comentarios:

Sean dijo...

Artea me gustaría hacer algo por tí, hacer algo que pueda ayudarte a sentirte mejor. Sé que lo único que puedo hacer es darte todo mi apoyo y mi cariño a través de la distancia y sé que no es suficiente para calmar tu dolor.

Te aprecio mucho querido amigo y si hay alguna cosa que yo pueda hacer por tí, por pequeña que sea, tan sólo dímelo y lo haré. No me gusta ver a la gente triste, soy demasiado empático y aunque suene "raro" a veces siento con muchisima fuerza e intensidad los sentimientos de los demás.

Si necesitas hablar (a través de blog, correo, msn o por teléfono) sabes que estaré aqui para escucharte, igual no puedo aportarte demasiados consejos para ayudarte, pero aún así te escucharé con todo mi cariño, que a veces eso (y te lo digo por experiencia) viene bien.

Que no te queda duda que te daba un abrazo enorme ahora mismo. Cuidate mucho Artea y sé que suena cursi y tal .. pero te doy las gracias por todo lo q has hecho por mi y sabes que te quiero :(

"Estaré ahi"

Susana dijo...

Qué decir en momentos como éste en que ves que alguien a quien aprecias está pasando una época peor de lo que le desearías?

Dudo mucho que nada de lo que te pueda decir haga más llevadero tu camino, pero a pesar de ello aquí queda un abrazo de ésos que tan bien vienen en los ratos duros. Ya sabes cuánto tengo que agradecerte, Artea, así que te digo lo mismo que Sean, y darte la razón en lo de que las respuestas acabarán por ocupar el sitio de las preguntas.... con el tiempo.

Un abrazo muy fuerte, Artea.

alestedemadrid dijo...

Estos últimos días he echado de menos tus post pero lo atribuía al buen tiempo que nos saca más a la calle y al aire libre. Lamento que no sea esa la razón y espero que tu receta para superar la "mala racha" sea efectiva. A mí me suena bien y creo que es la única que quiero usar ahora aunque la respuesta más fácil sea buscar culpables o responsables de mi reciente malestar. Pero como sé que pasará antes o después, te deseo que muy pronto vuelvas a compartir la alegría del camino. En cualquier caso, la imagen de las nubes oscuras es hermosa.

Artea dijo...

Hola Sean, Susana y alestedemadrid.-

Agradecer vuestros comentarios al tiempo que deciros que no tengo ninguna sensación de que esto sea un pozo sin fondo o salida; ni mucho menos.
Si tuviera que calificar el "estado" en que me encuentro no diría que "estoy mal", sino "raro", o quizás un tanto "variable"... pero en modo alguno tengo la sensación de estar al borde de ningún abismo ni a las puertas de ningún estado psicológico que requiera algún tipo de tratamiento.

Simplemente que, al tiempo que los paseos se alargan y dedico menos horas a la red, se han ido sucediendo una serie de acontecimientos personales digamos que algo "pesados" y en cierto modo "tristes"... pero considero que todo ello es normal.

Lo curioso de la manifestación de este fenómeno de "surgimiento" desde dentro y que no acierto a comprender es esa suerte de "cabreo permanente conmigo mismo" que está trayendo asociado... y que simplemente está ahí.

En algunos momentos maldigo algunas ocurrencias que me vienen a la mente o trato de no obcecarme y quedar atrapado en acontecimientos que, independientemente de la importancia que tengan en sí mismos, no debieran ocupar "tanto" espacio en mi mente.

Esto me genera algo de inquietud, pero que se soporta perfectamente.

Todo pasa, y yo estoy tratando de ser el "observador" de este fenómeno que acontece en carne propia.

Así que todos tranquilos que Artea está bien, aunque no esté en su mejor momento.

Por encima de las nubes, siempre brilla el sol... y eso es bien sabido por quien suscribe.

Un abrazo a todos.

Susana dijo...

Cosa de la que me alegro de verdad.

Abrazos, Artea.

Artea dijo...

Estaba ahí, Susana. :)

Enrique Parra dijo...

Artea, me cobijo contigo bajo este chaparrón, en silencio y lo único que atino hacer es ofrecerte un gran y sincero abrazo... Saldrá el sol, verás muy pronto...

Artea dijo...

Hola Enrique.-

Todos sabemos que el sol sale a diario.
Hoy también salió (al menos aquí en Valencia)... y mañana también lo hará.

Y todo ello, independientemente de cómo yo afronte o viva cada amanecer.

Ya sabes.... "dejar hacer".

Un fuerte abrazo.

Wuwei dijo...

Vaya, me siento muy identificado con esta entrada. Veo que no soy el único al que le salen "sapos y culebras" de su cabecita de vez en cuando. Me pasa por rachas: son como burbujas que salen de un estrato cenagoso que enturbia el fondo pacífico, cristalino y puro.
La verdad es que se pasa mal. Me he dado cuenta que hay periodos del año más propensos a que se den este tipo de pensamientos y sentimientos airados. Me ocurre más en los cambios de tiempo, en especial en la primavera: cuando la energía de la madera anda revuelta (vease mtc) afecta la energía del hígado, y cuando esta energía está en exceso uno tiende a subirse por las paredes y a sentir ira e irritación. Si sospechas que es este el caso, intenta tomar alcachofa y diente de león, por ejemplo, en extractos. Así podrás drenar un poco este exceso de energía. Yo noto de esta manera una mejoría notable en la irascibilidad cuando tiene que ver con desequilibrios estacionales(en concreto en la primavera). Otras veces este estado simplemente tiene que ver con circunstancias externas, o con lo que va saliendo de nuestro fondo. Para esos casos creo que no hay mejor remedio que el que nos has dado: dejarlo estar y no-hacer. Las piezas se irán recolocando y la tormenta pasará, como también pasa la calma, ya que ni una ni otra tienen asas por donde agarrarlas.

Un cordial saludo maestro Artea

Toko dijo...

De todas las soluciones, la mejor es esa de no hacer nada. Por que no se si así se resuelve algo, pero descansar se descansa un guevo.

Ademas, nuestro amigo lao tse, dice lo mismo, la solucion a todo, esta en "el no hacer" :P

En serio amigo... esos pensamientos son normales en aquellos que piensan, se plantean dudas. (Por eso es tan dificil ver a un asno deprimio)

Estoy seguro que saldrás con mas fuerza que nunca, y si vemos que tardas, tus amigos te damos un enpujon, que del impulso te vas a dejar atrás los calzoncillos!!

Un abrazo.

Artea dijo...

Hola Wuwei.-

"Sapos y culebras" siempre encontrarás cerca del agua. :D
Y dicen que, en nuestra mayor parte, somos agua.

Agradezco tus consejos farmacológicos respecto del hígado. Estoy en tratamiento permanente de dicho órgano, pues desde hace mucho tiempo (muchos años) tengo las GPT bastante por encima de lo que sería deseable sin que -aparentemente- haya ningún motivo que justifique la cuestión.
De hecho, a base de verlas siempre así, los médicos lo consideran ya "normal".

Lo que no es óbice para que yo, por mi cuenta, continue con tratamientos "naturales" y trate de bajarlas de una manera continuada.

Resulta muy efectivo (al menos para mí) tomar estracto fluido de Alcachofa y Cardo Mariano. Tengo claro que es un potente desintoxicante hepático.

Y en los últimos tiempos he descubierto otro producto que ejerce esta benéfica función: la taurina.

1 gramo diario es excelente, y sus resultados para regular las transaminasas son más que evidentes.

La marca Douglas es la que presenta una relación cantidad-calidad-precio óptima.

Algo más que hemos descubierto.

El resto, iremos dejando hacer. :)

Un fuerte abrazo.

Reverendo Toko.-

Lástima que nadie haya descubierto que, en realidad, no eres otro que Lao-Tse reencarnado.

No imaginas lo que estoy "descansando". ;)

Un gran abrazo.