04 octubre 2009

El muro

Atrapados en el muro

Fotografía de brookeshaden

Después de todo tú eres la única muralla.
Si no te saltas, nunca darás un solo paso.

Luis Alberto Spinetta

Tendemos a pensar que todo aquello que nos impide ser felices
obedece a causas ajenas a nosotros mismos.
Nos equivocamos.
Claramente nos equivocamos.

Si algo hay que nos impida ser felices
debemos buscarlo en nuestros adentros.
Y allí mismo, solucionarlo.

Artea

Bonus track.-



Artista:Pink Floyd
Tema: The wall
Álbum: The wall (1979)


All in all it’s just another brick in the wall.

Todo es un ladrillo más en el muro.

Fragmento

9 comentarios:

Alcaudoncillo dijo...

Curiosa "coincidencia". Hoy he concluido la lectura de "Un mundo nuevo, ahora" de Eckart Tolle, para ir aprendiendo a saltar mis propios muros, ... y ¡zas! me la vuelvo a pegar buscando "diversión" en una tarde de domingo. Menos mal que no me ha faltado el paseo maturino y este que me estoy dando por el ciberespacio. Gracias. Un abrazo.

Susana dijo...

Fácil decirlo, un poco más complicado llevarlo a la práctica, Artea. Cierto es que los límites están, con demasiada frecuencia, en nosotr@s mism@s, pero aún sabiéndolo hay que tirar esas barreras.

Abrazos pretos.

Enrique Parra dijo...

Amigo Artea, tendremos que seguir superando barreras, de hecho, pienso que la vida consiste en eso. En ocasiones esas murallas están ahí por causas ajenas y frecuentemente nos las construimos nosotros mismos.

Coincido con el comentario de Susana en la dificultad que entraña llevarlo a la práctica... un verdadero reto!!

Un fuerte abrazo!

alestedemadrid dijo...

Me ha gustado la cita y el comentario. La actitud de buscar el cambio en nosotros primero suele funcionar aunque es más fácil quejarse de las dificultades externas que son muy reales también. Un abrazo

Sylvaine dijo...

Atravesar, sobrepasar sin fallecer en el espesor del vacío.

eltiosain dijo...

Es posible que sea así, pero en mi ciudad, en Ronda Norte 10, están las oficinas del INEN.

Está muy bién que la gente de la cola busque en su interior, (mientras hace la cola)...luego, el exterior (me refiero al interior del INEM), también hace mucho.

Besotes a puñaos.

Ashbless dijo...

Vuelvo a visitar con detenimiento el ciberespacio despues de meses de ausencia, y veo reflejado mi dia a dia la conversacion que acabo de tener con mi memoria en este post. Es cosa del ego ver su reflejo en todas las superficies brillantes? Es esta ensenanza universal? Queda mucho por recorrer y de lo que desprenderse...?

Me parece que la respuesta es un si a todo. Mientras, gracias por este blog, aunque no lo miremos, esta aqui.

Un abrazo,

Artea dijo...

Hola de nuevo Alcaudoncillo.-

Bonito libro el último de Tolle. Muy recomendable, bajo mi punto de vista.

¿Quién no se la pega?, incluso -diría yo- ¿quién no se la pega a menudo?.

Probablemente aquél que nunca hace nada...salvo continuar construyendo muros.

Buen paseo y un fuerte abrazo para ti.

Querida Susana.-

Vivir tampoco es nada fácil, y sin embargo lo hacemos.
Fácil o difícil no son otra cosa que las dos caras de la misma moneda, según yo entiendo.

¿Qué es fácil? ¿Qué es difícil?.
Probablemente si hacemos esta pregunta a diez personas obtendremos diez respuestas distintas. Porque, seguramente, lo que a mi puede parecerme muy difícil quizás a ti te parezca muy fácil... o viceversa.

En todo caso, una cuestión me queda clara: Si nuestra acción no sigue a nuestro pensamiento, no haremos otra cosa que dar cabezazos contra el muro.

Un fuerte abrazo.

Querido Enrique.-

Que cada paso es un reto, ambos parece que lo compartimos.
Que cada aliento cuenta, también.

La vida es una continua elección, tanto interna como externamente.

Tendemos a pensar en ella en términos estables, y probablemente no haya nada más inestable -y consecuentemente fructífero y productivo- como la propia vida.

Un fuerte abrazo.

Hola alestedemadrid.-

No niego la dificultad de convertir en auténticas vivencias realidades que solo se intuyen en nuestro mundo psicoemocional.

Pero sigo apostando, decididamente, por el autocompromiso y la acción.

Así me parieron... ¿qué le voy a hacer?.

Un fuerte abrazo.

Artea dijo...

Bonsoir Sylvaine. -
Je reste avec tes mots : traverser le vide.
Il ajouterait : en silence

Un fort bisou.

Querido Tío Saín.-

Desde la perspectiva de la que hablo, y en términos de búsqueda de la felicidad y de superación de nuestros propios obstáculos (que a fin de cuentas era la reflexión que pretendía señalar en el post), la cola del INEM puede ser un muro tan insalvable (aparentemente) como enfrentarse a fichar en un reloj, cada día, a las 7 de la mañana.

Porque mi dedo señala hacia aquello que no depende de las circunstancias específicas de un momento y lugar determinados.

No hace mucho leía en un libro de Bernabé Tierno las conclusiones respecto de unos estudios realizados con "gente pobre" de la India.
Con toda probabilidad es gente que ni siquiera tiene la opción de hacer cola en una oficina del INEM.
Eran mendigos, con todo lo que esto significa en la India.
El 100% de los encuestados estarían en una situación que bajo nuestros parámetros occidentales calificaríamos de "miseria".
Más del 98% de ellos se consideraban felices.

Y probablemente lo sean.

Tus "adentros" están ahí.
Podrás definirlos como quieras.
Podrás buscarlos o no.
Ya sea en la cola o sentado en completo silencio.
Ya sea cultivando cactus o arrancando la moto cada mañana para salir hacia la ruta de entrega de valijas.
O deleitándonos con agradables artículos en tu sitio.

Y esos adentros nunca te abandonarán.
Probablemente ni cuando desaparezcas por completo de la faz de esta tierra.

Solo de ti depende que su eco resuene.
Y que lo haga de modo armónico o estridente; estés donde estés y cualesquiera que sean las circunstancias.

Hoy te regalaré una de esas sentencias que tan poca gracia te hacen :D

El placer estabiliza la mente.

Hablo de placer en sentido amplio, como equivalente de bienestar.
Busca todos los segundos de bienestar que puedas.
Te harán falta para cuando toque amarrarse los machos...

¿Quien sabe si un día nos veremos haciendo cola en Ronda Norte 10?

La vida nos lo acabará diciendo.

Un abrazote.

Querido Ashbless.-

Hay ausencias que, aún mediando enormes distancias, se perciben como si estuvieran al lado mismo... muy cerquita de uno.

Es lo que suele pasarme con tus silencios.

Tus paseos por el techo del mundo me han recordado mucho una escena de la película El Filo de la Navaja, de John Byrum.

Junto mis manos frente a mi corazón y, con toda modestia y respeto, inclino mi cabeza ante tus palabras.

Namaste.