07 enero 2010

Abrir los ojos

Spiral

Fotografía de nailuj..,

Reconocer que existe una situación enfermiza es un paso crucial hacia su curación. Por el contrario, la curación verdadera puede verse impedida por un estado mental que se niega a reconocer la existencia de un problema. Sin embargo, si abrimos los ojos ante lo que sucede en el mundo que nos rodea, se hace muy difícil mantener esa actitud de negación.

Rubén L.F. Habito en El aliento curativo

Abrir los ojos no es solo elevar los párpados.

Los ojos cumplen una doble función: ver y mirar.
La una es hacia dentro, y la otra hacia fuera.
La una es dejarse impregnar y la otra escudriñar.

Pero, en todo caso, cualquiera de ambas,
necesita unos párpados levantados.

Si no levantamos ese "velo",
poco podremos ver,
y mucho menos mirar.

Déjate ver,
y aprende a mirar.

Artea

Bonus track.-



Artista: Peter Kater
Tema: Autumn
Álbum: Earth (Colección Elements Series) (2005)

5 comentarios:

Susana dijo...

Lo pones verdaderamente difícil para comentar, o tal vez es que estoy poco inspirada. En cualquier caso, estoy totalmente de acuerdo en la diferencia que haces (de manera tan clara) entre el mirar y el ver; lo mismo que entre escuchar y oir.

Un abrazo fuerte.

Sylvaine dijo...

Yo yo sitio Artea y digo que " el ojo es el que sabe mirar, no al que cree que él ve " s.v.
(j'espère que la traduction est bonne)

Alcaudoncillo dijo...

¡Ojalá aprendiese la humanidad a saber mirarse!. Dicen que el meridiano del corazón llega hasta el cerebro pasando por los ojos, de ahí la importancia de encontrar esa calma armoniosa entre ambos que nos permite ver más allá de las formas y los fotones de luz.
De cualquier manera te invito a que te des un paseito por "mi" parque por si te apetece ver un poco de luces y formas.

Evawoman dijo...

Quitar el "velo", "des-velar"...
Un acto que requiere atención, conciencia, y en ciertas ocasiones y para ciertos temas, algunas chispillas de valentía.

(Cosas buenas para el nuevo año Artea, siempre es un placer leerte).

Artea dijo...

Hola Susana.-

Te debí pillar floja, porque para comentar sueles estar más que suelta.
En esto, como en todo, son pequeños matices los que acaban marcando la diferencia.

Solo hay que saber apreciarlos.
Están ahí, a la vista de todo el mundo.

Un fuerte abrazo.

Bonsoir Sylvaine.-

Je comprend parfaitement le sens de cela que toi as écrit.

Un fort bisou.

Querido Alcaudoncillo.-

Preciosos los últimos juegos de luces que nos has dejado en el parque.
Captan un solo instante de la realidad que jamás volverá a repetirse.
Esa es su grandiosidad.

Confío en pasearme más a menudo en cuanto cierre el examen de febrero. Entre tanto, aquí seguimos con la anatomía.

Por cierto, que los meridianos son para el año próximo. :)

Un fuerte abrazo.

Hola Evawoman.-

En principio hay gente que tiene muchos velos... y son incapaces de verlos.
Por tanto, diría que -ab initio- lo fundamental es descubrir que -efectivamente- uno está viendo (o mirando) a través de un filtro.
Ese siempre es el primer paso: querer (realmente querer con cada poro de tu piel).
A partir de ahí, no creo que sea difícil "quitar los velos".

Creo que basta con dejarlos caer.

Un fuerte abrazo.