05 febrero 2007

La sonda new horizons se acerca a Jupiter

Acercamiento a Júpiter


Dentro de aproximadamente 22 días, y a la velocidad de 72.000 km/hora la sonda New Horizons alcanzará su distancia más cercana al planeta Jupiter.

La sonda fue lanzada el 19 de enero de 2006, hace ya más de un año, y su destino final es Plutón y el cinturón de Kuiper, una aglomeración de asteroides y otros cuerpos cometarios más allá de la órbita de Neptuno y que incluso alcanza los límites del sistema solar.
La nave, si no se presenta ninguna contrariedad, alcanzará Plutón en junio del 2015, y entre el 2016 y el 2020 estudiaría varios objetos del cinturón de Kuiper.

Pero durante seis meses a partir de ahora tendremos ocasión de merodear la órbita de Jupiter y algunas de sus lunas.
Si bien la prioridad más importante en Júpiter es ajustar la trayectoria de la sonda espacial, la oportunidad para realizar estudios del planeta no es en absoluto despreciable, pues además de los propios resultados científicos la operación servirá también para poner completamente a punto el instrumental y realizar las labores de calibración pertinentes.





Durante el encuentro está previsto proceder con más de 30 secuencias de órdenes que incluyen tanto el empleo del instrumental como de los subsistemas de la sonda espacial, realizándose test que abarcan tanto la compensación del movimiento a la hora de tomar fotografías como la realización de observaciones de ocultaciones estelares. En lo referente a la ciencia en si, están previstas cerca de 100 observaciones científicas que abarcarán un amplio rango de áreas de estudio. Algunas ampliarán la información obtenida desde telescopios situados en Tierra y otras mejorarán los datos obtenidos con la sonda espacial Galileo, que orbitó el gigante gaseoso entre 1995 y 2003.

Concretamente, las labores que se realizarán incluyen estudios de los anillos de Júpiter y observaciones de la atmósfera del planeta desde el punto de vista composicional y meteorológico, así como obtención de imágenes de los satélites galileanos con una resolución que nunca llegaron a emplear ni la Galileo ni la Cassini. En lo referente a la atmósfera de Júpiter, los estudios meteorológicos se centrarán en la evolución y caracterización de sus dos manchas rojas. El instrumental de la New Horizons también analizará las auroras del planeta gigante y su relación con los cambios en el tono del plasma situado a 420.000 km por encima de sus nubes ecuatoriales.

Las primeras observaciones de Júpiter se están llevando a cabo actualmente, pero el grueso de la investigación científica comenzará en enero y abarcará aproximadamente seis meses de duración, hasta junio de 2007. Este encuentro imitará en lo que se refiere a duración, volumen de datos obtenidos y cantidad de trabajo al que pretende realizarse con Plutón dentro de nueve años. Además, la finalidad del mismo es también poner a prueba la capacidad tanto de la sonda espacial como del equipo de científicos a la hora de llevar a cabo el futuro encuentro con Plutón, una única oportunidad que debe ser aprovechada al máximo y que no estará carente de emoción y tensión. Aunque aún faltan varios años para el verano de 2015, entre el encuentro con Júpiter y el acercamiento a Plutón nada verá la sonda salvo el vacío frío y silencioso del espacio interplanetario, sin acercarse a cualquier otro objeto conocido del sistema solar.

Actualmente los responsables de la misión están poniendo a prueba y comprobando el funcionamiento de las cámaras de la sonda espacial, del sistema de control y guía y del sistema de comunicaciones dual del vehículo, así como llevando a cabo varias calibraciones con respecto al viento solar y optimizando el vehículo para posibles casos en los que tenga lugar un fallo y sea necesario reiniciar el sistema. Durante este tiempo se está abordando la planificación del encuentro con Júpiter segundo a segundo, incluyendo las observaciones con el instrumental y las propias operaciones con varios modelos en tierra del vehículo espacial, antes de transmitir las instrucciones definitivas a New Horizons.

De momento, las primeras imágenes del planeta Júpiter han llegado por fin a la Tierra. Fueron obtenidas con la cámara LORRI (Long Range Reconnaissance Imager) el 4 de septiembre de 2006, cuando la New Horizons se encontraba aún a 291 millones de kilómetros del planeta. Según transcurran las semanas las imágenes ganarán en claridad y detalles.

Más información, galerías, animaciones y vídeos en la web oficial de la misión.