12 junio 2007

Comportarse

Escalera adentrándose en la cueva




La actitud correcta del hombre, nunca es estática: no es algo que se acabe de una vez por todas. Más bien, es un proceso vivo, en movimiento y cambiante.

Dejarse llevar no sólo requiere abandonar las imágenes que han determinado nuestra comprensión en el pasado, sino también la conducta correspondiente a las mismas.

Karlfried Graf von Durckheim