01 febrero 2008

Aprendiz de sabio

Portada del libro Aprendiz de Sabio



Que duda cabe que el objetivo de este blog, tal y como reza en su cabecera, es fomentar la búsqueda de la felicidad entre aquellos que quieran acercarse a sus páginas y leer entre sus letras; ya sea con frecuencia o esporádicamente.

El camino en esa búsqueda puede ser recorrido de mil y una formas. Pero es cierto que, si se sabe ver a través de ellas… en todas aparecen patrones comunes que indican una misma dirección… independientemente de que el caminante pertenezca a una u otra religión, raza, cultura, etc….

Bernabé Tierno, autor al que leo profusamente, es una de esas personas que sabe sintetizar perfectamente las claves que harán de nuestro camino un objetivo tan importante como la propia meta; además de aportarnos los instrumentos y técnicas necesarios para abordar el viaje sin pérdida alguna del rumbo y el ritmo.



Aprendiz de Sabio es uno de esos libros que se empieza a leer, se termina, y se quiere volver a leer de nuevo.
Su primera lectura da una idea de la dimensión y alcance de su contenido.
A partir de ese momento, se convierte en una guía sobre la que el propio autor recomienda volver para ir reflexionando y meditando; pues su enfoque en el presente y en lo cotidiano aportan una nueva perspectiva a la mayor parte de cuestiones que nos abordan en el día a día.

Todos poseemos la capacidad y los recursos para encontrar un estilo de vida más satisfactorio, enriquecedor, estimulante, armonioso y sobre todo, que nos proporcione más felicidad. Sin embargo, a menudo actuamos en contra de nosotros mismos, sin ver el daño que nos hacemos o sin aceptarlo.

Aprendiz de sabio aporta consejos fáciles de seguir para cualquier edad y en cualquiera de las circunstancias de la vida, en lo que tienen de continuidad y cambio de expectativas, valores y sentimientos. Son consejos que nos ayudarán a ser un poco más sabios para aprender a vivir mejor y ser más felices.

5 comentarios:

Altair dijo...

Me lo recomendó un amigo y me gustó.

Encierra grandes verdades en su páginas, muchas líneas para meditar. Y además es muy sencillo de leer.

Mira por donde me has recordado que tengo que releer algunos capítulos...

Gracias Artea :)

Artea dijo...

De nada Altair.

Un placer refrescar tu memoria.

:-)

Samala dijo...

¿Altair?....

Pues nada, que digo lo mismo que él... :P

Joana dijo...

Para mi leer este libro es como hablar con un buen y necesario amigo que me ayuda a conocerme y a aprender a disfrutar de lo más importante y sensacional que poseemos: nuestra vida. Un libro enriquecedor. Gracias Bernabé.

Artea dijo...

Hola Joana, bienvenida al blog.-

Recuerdo que hace tres años tuve que acompañar a mi madre durante unos quince días en el hospital.

De todos es sabido lo largas que son allí las horas.

Procuré llevarme lectura suficiente como para no poder aprovechar cada minuto del tiempo "muerto" que conllevan estas circunstancias.
Algún libro nuevo, y otros no tanto.

Este formó parte preferente de entre los elegidos.
Y recuerdo el enorme eco que sus palabras infundían en mi interior, en momentos tan delicados.

Fue de una gran ayuda.

Comparto el adjetivo con que lo calificas: enrique_cedor.

Un fuerte abrazo.