02 febrero 2008

Escuchar... estando presente

Compartir el camino


Escuchar simplemente con los oidos es una cosa. Escuchar con el entendimiento es otra distinta. Pero escuchar con el alma no se limita a una sola facultad, al oido o al entendimiento. Exige vaciar todas las facultades. Y cuando las facultades están vacías, es todo el ser el que escucha. Entonces se capta de manera directa aquello que se tiene delante, lo cual jamás podría oirse a través del oido ni comprenderse con la mente.
Chuang-Tzu