02 abril 2008

Namaste

Portada revistas Namaste



Namaste, significa "me inclino ante ti".
La palabra y su significado van unidos a un saludo que se realiza inclinando levemente la cabeza y con las palmas de las manos abiertas y unidas frente al pecho.
Es muy común en el sur de Asia y normalmente va asociada al budismo.

Pero el Namaste que hoy traigo a este sitio está referido a una revista gratuita e independiente editada en Palma de Mallorca que versa sobre ecología, movimientos sociales de vanguardia y crecimiento personal.

Una tirada mensual de 15.000 ejemplares y 54 números en la calle certifican su seriedad y aceptación por parte de un sector de la sociedad cada vez más preocupado y activo ante el devenir del planeta y sus ocupantes.



De momento su portal web está en construcción, y sólo permite la descarga de un pequeño folleto informativo.

La revista se distribuye gratuitamente en Baleares, y puede encontrarse con facilidad en sitios orientados hacia las temáticas que en la misma se presentan (terapias alternativas, alimentación natural, etc...)

Para quienes no residimos en el archipiélago balear existe la posibilidad de suscribirse por un año (12 números) por 20 €, que suponen los gastos de envío por correo hasta vuestro domicilio.

Namaste se construye con artículos y entrevistas cuidadosamente seleccionados y cuyo contenido resulta ciertamente interesante.

Particularmente recomiendo la suscripción a todos aquellos interesados en el cultivo del mundo interno. La información de contacto podéis obtenerla descargando el folleto desde su web.

Una iniciativa y una línea de actuación que bien merece el apoyo de este blog.

Que cunda el ejemplo.

2 comentarios:

klimtbalan dijo...

Que bonita palabra, y la actitud con la que se hace el saludo.
La iniciativa de la revista venerable.
Penita que aún no funciona la web.
Saludos.

Artea dijo...

En el último número anuncian su breve arranque.

No obstante, por 20 € al año (que son para cubrir los gastos de correo) te mandan la revista a tu casa cada mes.

Merece realmente la pena.

Un cordial saludo.