13 febrero 2009

Abrazar

Abrazar

Fotografía de Santiagoabraza
Acorta distancias, contiene, vitaliza. Los corazones se aproximan como para conversar. Alguien recibe, otro se entrega, o bien ambos protagonistas se mimetizan. No hay abrazo si dos cuerpos no se entrelazan.

Deseo de fundir al otro en una sola existencia; una forma de impedir que la fuga de la separación se filtre. Comunicación intensa, presión vital, descanso esperado. Es un instante abismal.

Es reencuentro, un contacto que expulsa el miedo. Balance de todo lo no dicho. Un freno en el momento justo, caricia de sentimientos que buscan la unidad sin palabras. Movimiento simple de gran elocuencia, intenso y breve. Premio en una búsqueda, celebración de la amistad, calor compartido.
Enrique Mariscal en El poder de lo simple.

Ya hablé en su día de la historia de Juan Man, cuyo ejemplo sigue expandiéndose y creciendo.

También lo tenemos ya por aquí.

7 comentarios:

Susana. dijo...

Un abrazo cura tantos males, si se da de corazón... especialmente si es inesperado. La pena es que haya aún tanta gente que no aprecie el valor de un abrazo dado con sinceridad.
Abrazos pretos.

Artea dijo...

A veces, la propia incapacidad para abrazar hace que uno rechace los abrazos.

Pero que duda cabe que quien recibe un abrazo sincero, en el momento adecuado, descubre una profundidad que pocas cosas en la vida podrán ofrecerle con tanta nitidez.

Un abrazo Susana.

Susana dijo...

De verdad que hay veces que me da casi miedo leer tus respuestas a mis comentarios... Cómo alguien que sólo me conoce por unos comentarios en su blog me conoce tan bien? O tan transparente soy...?
Abrazos fuertes, Artea.
P.D. Aprendo a recibirlos, día a día...

Artea dijo...

Bueno, pues como solo te da "casi miedo", doy por hecho que te parece bien que siga respondiendo.
A fin de cuentas casi miedo es algo así como curiosidad por la incertidumbre... y eso, bien entendido y trabajado, puede ser muy sano.

No te conozco de otra cosa que no sean tus comentarios. De hecho, al principio creí que eras una amiga (también de nombre Susana), pero por tu léxico creo que no eres.
Además, ella está en mi messenger y algo hubiera salido por allí.

Lo que no quita para que sea un placer comentar contigo.

Soy poco dado a preparar mis respuestas a los comentarios. Simplemente brotan. Trato de interiorizar las palabras que alguien escribe en el blog y me guío por las sensaciones que las mismas me dejan.

Hay un cierto riesgo, lo sé.
Alguien puede decir una cosa que en realidad ni es así, ni la piensa así tampoco. Suele llevarse mucho entre la gente de poder... y el poder es un fuerte atractivo para nuestra sociedad.

Pero mi experiencia es que, al final, el resultado siempre es positivo para mi. Aún en los casos en que alguien ha escrito con intención de herirme.

No te conozco físicamente. No hemos tenido ocasión de entablar un diálogo por otro medio que no sea este. No se si eres transparente, pero esa definición casa bastante con la sensación que me dejan muchas de tus palabras.

Por tanto, si con tan limitado conocimiento crees que mis palabras causan un saludable eco en tu interior, las doy por bien empleadas.
De algún modo hemos establecido una conexión.

Quizás sea la semilla de una sincera amistad. Eso solo el tiempo lo dirá.

Y ya que estás predispuesta a los abrazos, vaya por delante uno bien grandote.

No sabes cuánto pueden llegar a reconfortar el alma y a ayudarnos a encontrar el camino.

Y otro para despedirse.

Un abrazo.

Susana dijo...

Aaaay, qué bonitas palabras. Y qué bien me sientan tus abrazos.
Cierto que no nos conocemos, y a pesar de ello ya te siento muy cerca, quizá por tus respuestas, quizá por tu blog, quizá por... En cualquier caso, no puedo dejar pasar un día sin echar un vistazo por aquí y ver qué hay de nuevo. No puedo evitar leer las entradas, y los comentarios del personal, y la verdad es que todos y cada uno de los comentaristas me parecen gente muy sensata, y en general con una paz interior que para mí quisiera; algún día llegaré a ello?
Respecto a lo que dices de que tus palabras causan un eco en mí... Bueno, creo que está más que demostrado, no? Gracias a ellas (y a mis amigos) sigo en la búsqueda.
Un gran abrazo, y todo mi agradecimiento.

Ashbless dijo...

En mi ciudad se han repartido abrazos gratis unaspocas veces, con los cambios de estación. He estado allí un par de veces y es algo extraño, hermoso y tremendamente energético. La gente duda y tiene verguenza, menos los jovenes y los mayores, y paradogicamente muchos preguntan quien nos paga por hacerlo.

La paga es el placer de los abrazos que recibes, la vitalidad como electricidad estática que llevas al final, y saber que es tan, tan facil abrazar...

Artea dijo...

Hola Susana.-

Los abrazos sientan bien a todo el mundo.

Hoy tuve un abrazo enorme y emocionante.
Una persona a quien aprecio mucho necesitaba sentirse unida a mi. Y me abrazó.
Ha sido un abrazo de todo corazón.

Rompió en llanto. Notaba su corazón latir, los espasmos de sus músculos absominales y pectorales en un intento de sofocarlo. Acaricié su espalda suavemente. Le pedí que se soltara, que abandonara su miedo, que no acallara el llanto. Y lo hizo.
Un llanto desgarrador hizo acto de presencia.
Permaneció llorando al menos cinco minutos. Poco a poco su llanto fue transformándose en un sollozo. Cesaron sus espasmos musculares abdominales y pectorales. Su cuello se relajó. Los hombros bajaron. El diafragma ocupó su sitio y su respiración se hizo más profunda.
Seguimos abrazados hasta que decidió darlo por finalizado.
Nos miramos a los ojos.
Gran parte de su pena se había diluido. Se sentía muy reconfortado.

No sabe cuánto me he sentido yo.

Y también me siento muy reconfortado tropezar con personas como tu.
También tus palabras, como las de todos aquellos que las manifiestan... dejan su eco en mi.

En cuanto a la paz interior que mencionas... bueno, en realidad no tienes que llegar a ninguna parte.
Esa paz ya forma parte de ti. En algún sitio de tu interior está. Simplemente hay que dejarla salir.

Lo que equivale a eliminar los obstáculos para que pueda manifestarse.
Es todo cuanto hay que hacer.

Un gran abrazo, Susana.

Querido Ashbless.-

Por aquí también se abraza con anuncio de cartel incluido.
Digno de ver y de participar.

Pocas cosas unen más a dos seres humanos que un abrazo espontáneo, sentido y profundo.

Muy pocas cosas.

Un fuerte abrazo para ti.