08 mayo 2009

El efecto boomerang

Acusacion

Fotografía de mix's

Los juicios a otras personas tienden a funcionar como profecías que se autorrealizan.

Marshall B. Rosenberg en Comunicación no violenta.

3 comentarios:

Susana dijo...

En educación lo llamamos Efecto Pigmalión (imagino que como en otros ámbitos). Y por suerte o desgracia las profecías se cumplen, en efecto. Aquello que esperamos de alguien hace que nos comportemos con él/ella de una manera determianda, y esto acaba afectando a su autoconcepto.... Si las expectativas son buenas, BRAVO!!!! Ahora como sean malas....

En fin, Artea, me alegro de verte por aquí de nuevo, sea temporal o definitivamente. Disfruta de tus paseos, tú que puedes.

Abrazos pretos.

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

Artea dijo...

Hola Susana.-

Desconocía el término de "Efecto Pigmalion"... pero por lo que veo, este fragmento del libro de Rosenberg está bastante más presente de lo que me parecía.

A veces, el efecto tiene lugar en uno mismo. Ese es el peligro de los juicios.

Un fuerte abrazo.

Hola Gato Negro.-

Dejo tu mensaje al alcance de quienes quieran pasar por tu sitio.

Un cordial saludo.