31 marzo 2008

Nuran Zorlu

Atardecer en el mar



Armenio. Nacido en Estambul.
Actualmente reside y trabaja en Sidney (Australia) donde ha recalado junto a su familia.

En su web, y bajo una curiosa presentación (algo entretenida para internautas ansiosos), nos ofrece unas interesantes galerías que definen con bastante precisión el origen de la mirada que las capta a través del objetivo.

Particularmente las de paisajes (landscapes) y gente (people) me han llamado poderosamente la atención.

Dejad cargar la galería. Aparecen pequeños flashes mientras va cargando hasta que se visualiza una miniatura. Desde ese momento basta hacer click en las propias fotografías o en las miniaturas para ir navegando a través de ellas.

El menú global, en la parte inferior.

Su sitio web.

29 marzo 2008

28 marzo 2008

Matices

Compartir


Prefiero compartir a competir.
Artea

Competir: Contender entre sí.
Compartir: Repartir, dividir, distribuir algo en partes.

Definiciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua.

Muchas veces basta una letra para cambiar por completo el significado de una palabra.
De igual modo, en nuestra vida cotidiana, las formas suelen presentarse -muchas veces- con enormes semejanzas entre sí. Estamos acostumbrados a que nos confundan.
Es en los matices... en los pequeños detalles... donde sabremos apreciar con claridad las diferencias.
Al final, es lo pequeño quien hace grandes a las cosas.
De ahí su importancia, y lo esencial de su cuidado.

27 marzo 2008

Vandana Shiva

Vandana Shiva



Érase una vez un humilde agricultor que había dedicado su vida -con sostenido esfuerzo- a labrar pacientemente sus tierras. A cuidar de sus cultivos. A proporcionar estiércol y agua a sus plantas. A cosechar el fruto de su trabajo con el fin de alimentar a los suyos y comerciar con el pequeño excedente que le sobraba; que era vendido o intercambiado por su mujer en el mercado local para obtener unos paupérrimos ahorros con los que poder ofrecer una mínima educación a sus descendientes.
Un pequeño corral contribuía a mejorar la alimentación familiar y proporcionar abono natural para el suelo.

A pesar de su pobreza sobrevivía honrada y felizmente, satisfecho con la labor a la que se había encomendado.

Nunca faltó un plato de arroz y unas verduras con que acallar los gritos del hambre; y año tras año, recogía las semillas de una parte de su cosecha para poder continuar su labor al siguiente, comenzando con la preparación del terreno para la siembra.

Hoy este humilde agricultor podría formar parte de los más de 400.000 que se han suicidado en la India en los últimos diez años.

¿Porqué?.



Desde que el gobierno Indio aceptó en 1991 los préstamos del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (con las obligaciones que la aceptación de dichos préstamos conllevan), se instauró un dramático destino que -como no podría ser de otro modo- fue aprovechado por las multinacionales americanas para implantar su “negocio” a costa de….

La primera medida que adoptó el gobierno Indio fue devaluar un 25% la rupia, lo que inmediatamente provocó que las materias primas hindúes fueran más baratas en el mercado internacional, requisito imprescindible para llevar a cabo una reforma agraria impuesta por el Banco Mundial, que conllevaba la transformación de la agricultura minifundista tradicional en una agricultura extensiva y de monocultivo orientada a la exportación (obtención de divisas).

La implantación de esta nueva forma de cultivar obligó a los agricultores a comprar semillas a multinacionales norteamericanas (especialmente a la corporación Monsanto). Pero… estas semillas eran transgénicas.

Los agricultores las compraron convencidos (gracias a las campañas publicitarias y de marketing de la multinacional) de que a pesar de que no darían semillas fértiles (lo que obligaría a comprar las semillas año tras año) y ser más caras, la robustez de las plantas y la resistencia a las plagas les darían cosechas mucho más abundantes (rentables en terminología economicista).

Apoyados por el gobierno Indio (metido hasta el cuello en la trama) que les subvencionó parcialmente la compra durante los primeros años una gran parte de agricultores se endeudaron con los bancos.
Transcurridos unos pocos años, la necesidad anual de compra de semillas, fertilizantes y plaguicidas (todos ellos químicos) en grandes cantidades hizo que esa deuda creciera exponencialmente.
Unos 400.000 agricultores no encontraron salida al callejón en que se habían metido y decidieron acabar con sus vidas. Una gran mayoría de ellos ingiriendo una cantidad del plagicida que ellos mismos habían comprado para “salvar” sus cosechas.

Gracias a la actuación de Vandana Shiva esta política multinacional es hoy conocida y denunciada globalmente.

Vandana Shiva es física, filósofa, ecofeminista y escritora India, que en 1993 recibió el Premio Nobel Alternativo.

Shiva nació en Dehra Dun (Uttaranchal) antiguamente parte del estado indio de Uttar Pradesh. Durante los años 70 participó en el movimiento Chipko formado principalmente por mujeres que adoptaron la táctica de denuncia ecologista consistente en permanecer abrazadas a los árboles para evitar que fueran talados.

En 1982 creó la Fundación para la Investigación Científica, Tecnológica y Ecológica, la cual cuenta entre sus iniciativas el impulso y difusión de la agricultura ecológica (programa Navdanya), el estudio y mantenimiento de la biodiversidad (Universidad de las semillas, Colegio Internacional para la Vida Sostenible), fomentar el compromiso de las mujeres con el movimiento ecologista (Mujeres Diversas por la Diversidad), o la regeneración del sentimiento democrático (Movimiento Democracia Viva).

Todo un ejemplo a seguir y una causa justa a la que apoyar.

25 marzo 2008

Morir es nada

Portada del libro Morir es Nada



Siempre había pensado que, en realidad, el miedo que tenemos a morir es directamente proporcional al miedo que tenemos a vivir.
La lectura de este libro acabó por convencerme de que, probablemente, estoy en lo cierto.
Quizás por eso, ahora trato de vivir lo más plenamente posible cada momento que la vida me brinda… y me presta.
Intento, además, llenarlo de sentido.
No es fácil… pero en el camino estamos.
Y en el camino… persistimos.

Artea


Doctor en Psicología por la Universidad de Barcelona y licenciado en Ciencias de la Información, Pepe Rodríguez es también Director del EMAAPS (Equipo Multidisciplinar para el Asesoramiento y Asistencia en Problemas Sectarios) desde su constitución en 1991 y especialista en técnicas de persuasión coercitiva y problemática sectaria (desde 1974), campo en el que, desde 1979, asesora a diferentes Administraciones y afectados.
Autor de 28 libros.

En Morir es Nada aborda la muerte como proceso natural, como una vivencia que se nutre de la percepción que cada uno tiene de su propia existencia; animándonos a vivir con plenitud y con plena conciencia de nuestro lugar en el mundo.


El proceso de morir nos afecta a todos por igual; sufrimos con la muerte de las personas cercanas y nos angustia la perspectiva de la extinción propia, pero ¿comprendemos el hecho de morir?; ¿sabemos cómo encarar la recta final de la vida o qué hacer ante un diagnóstico terminal?; ¿conocemos qué necesidades tiene un adulto o un niño que se está muriendo?; ¿sabemos cómo afrontar el sufrimiento y superar el duelo?

Morir es nada, aporta explicaciones y recursos para enfrentar la última etapa vital, para asumirla con dignidad, en una sociedad que la teme y oculta, y aprender a vivirla -y a vivir- de otra manera.

El libro señala, igualmente, las claves sobre el hecho de morir visto desde la biología, psicología, sociología, medicina y el derecho.

Morir es nada es un ensayo que ofrece guía, respuestas y soluciones para abordar lo fundamental en torno a la muerte: envejecer, atención y relación con enfermos terminales, derechos del paciente, afrontamiento de la propia muerte, duelo, niños y muerte, trato con funerarias, experiencias cercanas a la muerte, nuevas terapias génicas, etc.

Su sitio web.

24 marzo 2008

Brindando color

Melocotonero en flor


La belleza está en los ojos del que la percibe.
Anónimo

Han sido unas fiestas de duro trabajo en el huerto. Hay que echar a andar de nuevo.
Pero todo esfuerzo, invertido en la dirección correcta, acaba trayendo grandes recompensas.

23 marzo 2008

Te necesito tanto

Abrazo



Hoy te deseo
como la tierra yerma a la lluvia,
como la gaviota al viento,
como la ola a la playa,
como el reloj al tiempo.

Hoy te busco
entre la seda de mis sábanas,
entre los dedos de mis manos,
entre los sueños de mis noches,
entre los cristales de mi ventana.

Hoy quisiera
tenerte desnuda entre mis brazos,
tenerte despierta toda la noche,
tenerte a mi lado hasta el alba,
tenerte conmigo para siempre.

Mañana
quizás te encuentre,
quizás te vea,
quizás te escriba,
quizás te lea.

Sigues ahí, escondida entre espejos
mostrándome tu reflejo,
cada día, cada noche.

Ven, aquí, conmigo, ahora
abrázame, bésame, ámame.

Ven conmigo.

Artea

18 marzo 2008

Ausencia programada

Flor de Azahar


Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte.
François de la Rochefoucauld

Unos días de descanso, entre las flores del azahar abriéndose, no vendrán nada mal.
El blog no se actualizará en unos días.
Afortunadamente todavía hay sitios donde no llega internet ni toda la telefonía móvil.
Felices días a todos.

17 marzo 2008

La fertilidad de la tierra

Portada Web Fertilidad de la Tierra



La fertilidad de la tierra es el título con que se ha continuado la publicación de la original revista Savia, y puede considerarse como el referente por excelencia de todo amante y practicante de la agricultura ecológica.

Sus contenidos abarcan el mundo de la agricultura, ganadería y consumo ecológicos; además de contribuir en la divulgación de otro tipo de temas ligados a la creación de una nueva conciencia ecológica.

A través de sus páginas encontraremos una buena variedad de artículos que nos harán descubrir los aspectos y experiencias prácticas en lo que al cultivo ecológico se refiere, tanto a nivel profesional como para aquellos deseosos de poner en práctica los principios que inspiran esta forma de cultivo en huertos familiares más orientados al autoconsumo.

Con una constante puesta al día de todas las noticias de interés vinculadas o que afectan a los asuntos tratados en la misma, tanto a nivel nacional como europeo, actúa como foro y eco de las necesidades, desarrollo e inquietudes de todos quienes pugnan por una defensa de su práctica como pilar indiscutible del desarrollo sostenible de los ecosistemas y cultura ecológicos a cualquier nivel.

Con una periodicidad trimestral y una excelente presentación, constituye -por sí misma- una iniciativa que bien merece la pena apoyar.

Me cuentan entre sus suscriptores. ¡Anímate!

La fertilidad de la tierra.

Si precisas más información al respecto, deja tu mensaje en los comentarios.

16 marzo 2008

Soy

Escalera reflejada en el espejo


Soy la respuesta a mis preguntas.
Soy la respuesta en mi búsqueda.
Soy lo que estoy buscando.
Eckhart Tolle

Fotografía de Chema Madoz

15 marzo 2008

Por un Tibet libre

Bandera del Tibet



Es posible que muchos gobiernos occidentales miren hacia otro lado.
No olvidemos que, en el fondo, no ven en China más que un mercado con un potencial de beneficios desmesurado.
Para los intereses económicos, poco importa el impacto que ese crecimiento está teniendo en el planeta.

En otras ocasiones he manifestado públicamente mi protesta por el estado de los Derechos Humanos en China, país donde se continúa practicando la pena capital sin demasiados perjuicios.

Hoy manifiesto públicamente mi apoyo, sin reservas ni fisuras, a las protestas para conseguir la independencia del Tibet.



En 1950 el Tibet fue invadido por el ejército chino.
Un millón doscientos mil tibetanos, la sexta parte de la población, fueron asesinados.
Más de 6.000 monasterios, templos y monumentos fueron destruidos.
Más de 130.000 tibetanos se ven obligados a vivir en el exilio, incluido S.S. el Dalai Lama.
Los Derechos Humanos son violados contínuamente, tal y como denuncian organismos como Amnistía Internacional, UNESCO y el Parlamento Europeo.
El genocidio, la tortura y la represión siguen presentes en la actualidad en el Tibet.
El Panchen Lama, a la edad de 6 años, fue secuestrado junto con su familia por el gobierno chino. Es el prisionero político más joven del mudo.
Los abortos forzados y esterilizaciones de mujeres tibetanas son prácticas habituales.
La religión, la lengua y la cultura tibetana están prohibidas.
La fauna autóctona está en peligro de extinción.
Cerca del 80% del territorio ha sido deforestado.
El suelo tibetano es utilizado como uno de los más grandes cementerios nucleares.

14 marzo 2008

La Patagonia de Leo Ridano

Paisaje Patagonia



En lo que a paisajes se refiere, uno de los lugares que llama poderosamente mi atención es la Patagonia.
No son pocas las horas que he pasado en la red contemplando fotografías de esa parte concreta del planeta.

Un sitio que visito con cierta regularidad es el del fotógrafo Leo Ridano, que además de paisajes expone en su web otros géneros que también reconfortan mis ojos.

El propio título de su página ya es suficientemente significativo: Pequeños reflejos del bosque interior.

Recomendable darse una vuelta por allí.

Pequeños reflejos del bosque interior.

13 marzo 2008

La necesidad (un pequeño trabalenguas)

encarcelado por código de barras



Nos proponen una necesidad.
Creemos en dicha necesidad.
Creamos la necesidad.
Nos crean el objeto que satisface la necesidad.
Nos venden el objeto que creemos necesario para satisfacer nuestra necesidad.
Compramos el objeto para satisfacer nuestra necesidad.
Cuando creemos que ya hemos satisfecho nuestra necesidad.
Nos proponen una nueva necesidad.

¿Cuál es, realmente, tu auténtica necesidad?

Artea.

A propósito de una pequeña reflexión que tuve esta mañana con un par de amigos.
Hablábamos del teléfono móvil.
Gracias por vuestra compañía. La comida estuvo exquisita.
Ha sido un placer compartirla con vosotros.

12 marzo 2008

GetDeb: El softonic de Linux

Logotipo GetDeb



GetDeb es un portal de descargas similar a Softonic, aunque orientado a usuarios de Linux.

Es un sitio donde se fabrican y ponen a disposición del usuario final un buen número de paquetes de software libre para Ubuntu en formato .deb (autoinstalables) así como versiones más actuales de paquetes que no vienen en los repositorios oficiales de Ubuntu.

El sitio está completamente traducido al castellano y hay un trabajo constante para mantener actualizadas las descripciones de los paquetes en español.

Por otra parte, si te resulta interesante añadirlo a tus repositorios basta con añadir esta línea

deb http://ubuntu.org.ua/ getdeb/

al final de tu archivo /etc/apt/sources.list editándolo como administrador.

Después actualiza y ya tendrás disponibles todas las aplicaciones que listan en su página, con la ventaja de que las actualizaciones serán automáticas.

Página oficial de GetDeb en castellano.

11 marzo 2008

Nos vemos... Herminia

Paseo por la playa



El lunes de la semana pasada falleció la madre de nuestra vecina de planta.
Era una encantadora viejecita con 89 primaveras que todavía pasaba la escoba por casa de su hija a diario; y, como no, se quejaba con cierta frecuencia de algunos "achaques" que -irónicamente- imputaba a su edad.
Solíamos coincidir con cierta regularidad en los balcones de nuestros propios domicilios que, dada la corta distancia que los separa (o acaso los une), nos permitían entablar alguna que otra conversación.
Ella con su sempiterna escoba; y yo, normalmente, tendiendo la ropa, recogiéndola, o contemplando simplemente cualquier cosa que pudiera pasar fuera de los muros de mi domicilio.
Algunos atardeceres son una verdadera maravilla.

Casualmente tuve ocasión de charlar unos pocos minutos con ella justo el día anterior a su fallecimiento.



- Herminia, ¿cómo va eso? -le dije el domingo por la mañana.
Ya ves, aquí barriendo el balcón, que siempre está lleno de polvo.
- ¿Y todavía tiene ganas, con la edad que tiene, de ir barriendo?
Que remedio queda, hijo -me respondió.
- Pero, si puede hacerlo (y de hecho lo hace) su hija.
Y, entonces, ¿qué haría yo?.
- Pues no sé, Herminia, ¿quizás otras cosas que no requieran esfuerzo?.
Ya me estás haciendo vieja otra vez. ¡Que solo tengo 89 años!.
- Ni se me ocurre, Herminia; que ya me la conozco.
- ¿Qué le parece el tiempo que nos hace?
Bien, bien, cualquier día ya nos ponemos de manga corta para pasear.

La siguiente vez que nos encontramos sólo estaba su cuerpo.
Herminia se había ido... a algún otro lugar.
Pensé que le faltaba la escoba... seguramente porque casi siempre la veía con ella a cuestas.

Probablemente me enseñó a no infravalorar, en modo alguno, unos lozanos 89 años.
Y también que cualquier tipo de conversación, incluidas las de los asuntos aparentemente más nimios, puede esconder en su seno una gran lección que la vida está a punto de enseñarnos.
Desde hace tiempo, procuro encontrar siempre tiempo suficiente para charlar con cualquier anciano al que presienta su disposición al diálogo.
¿Quién sabe si volveré a verlo?
Puede que si pospongo la conversación ya no esté. O quizás no esté yo.

Hay que aprovechar cada momento.
Puede que sea el último.
Y cada uno está hecho, para ser vivido.

Nos vemos, Herminia.
Hablaremos de sus achaques, y del tiempo que hace por esos lugares.

10 marzo 2008

El guerrero pacifico

Portada de El Guerrero Pacífico



Un brillante gimnasta de élite, campeón olímpico, cree tenerlo todo en la vida: fama, éxito, dinero, chicas, etc…

Todo…. hasta que sufre un accidente de motocicleta que le deja importantes secuelas.

El revés que supone este accidente le sume en una profunda crisis existencial. Anímicamente derrumbado conoce a Sócrates, un viejo salido de la nada, que le enseñará a vivir cada momento de su existencia como un verdadero guerrero pacífico.

Las críticas favorables recibidas por algunas personalidades como Deepack Chopra o Eckhart Tolle avalan una historia con una poderosa influencia en lo que a nuestro propio interior se refiere.

Es una historia llena de sabiduría que contiene, en sí misma, la esencia de una gran verdad.

La película es una adaptación del libro de Dan Millman.

Recomendable no perdérsela.

09 marzo 2008

Regalando flores

flor de ciruelo



Cuando me hice cargo de él hace unos meses estaba prácticamente deshauciado.
Pobre ciruelo, pensé. No creía que pudiera recuperarlo. Seco y enramado, llevaba varios años sin dar apenas fruto.

Pero decidí intentarlo, confiando en que si lo trataba con cariño, él sabría agradecérmelo de uno u otro modo.

Lo podé a fondo. El serrucho y las tijeras hicieron su trabajo, dejando apenas la mitad del volumen que ocupaba en el huerto. Era el único modo de que, a partir de dos o tres ramas, si él quería, pudiera renacer.

Al volverlo a ver, este fin de semana, tuvo la amabilidad de regalarme unas flores.

Y es que la vida, a poco que se le abra la puerta, se abre paso.

Artea

08 marzo 2008

La señal

Señal indicadora



En el camino,
no hay que confundir la señal
con aquello que señala.
Aunque a veces es fácil hacerlo.

Artea

06 marzo 2008

John Hyde: Wild things photography

Fotografía naturaleza salvaje



En su página de fotografía de la naturaleza John Hyde nos ofrece un buen número de galerías cuyo denominador común es la naturaleza o la fauna, inserta en su medio natural.

La navegación por su sitio resulta muy agradable.

La estupenda calidad y belleza de sus imágenes nos invitan a reflexionar acerca de la necesidad de respetar y proteger esta casa común que hemos convenido en llamar Tierra.

Visita su sitio.

05 marzo 2008

Mi refugio

Refugio



Agitada noche,
eterna madrugada.
De nuevo los fantasmas
acechan la calma
de mi pobre corazón.

Que sería de mi:
si no fuera por tu sonrisa,
que espanta los males
que inquietan mi espíritu;
y provocan mi llanto.

Y es que tu abrazo
sigue siendo el bálsamo
que repara mis heridas.
Y tu beso el mejor garante
de la tranquilidad de mi alma.

Artea

04 marzo 2008

Lo que importa

Camino a las montañas



Adelante el sendero se abre en abanico.
Por lo menos cinco rumbos diferentes se me ofrecen.
Ninguno pretende ser el elegido, sólo están allí.
Un anciano está sentado sobre una piedra, en la encrucijada.
Me animo a preguntar:
-¿En qué dirección, anciano?
-Depende de lo que busques -me contesta sin moverse.
-Quiero ser feliz -le digo.
-Cualquiera de estos caminos te puede llevar en esa dirección.



Me sorprendo:
-Entonces... ¿da lo mismo?
-No.
-Tú dijiste...
-No. Yo no dije que cualquiera te llevaría; dije que cualquiera puede ser el que te lleve.
-No entiendo.
-Te llevará el que elijas, si eliges correctamente.
-¿Y cuál es el camino correcto?
El anciano se queda en silencio.
Comprendo que no hay respuesta a mi pregunta.
Decido cambiarla por otras:
-¿Cómo podré elegir con sabiduría? ¿Qué debo hacer para no equivocarme?
Esta vez el anciano contesta:
-No preguntes... No preguntes.
Allí están los caminos.
Sé que es una decisión importante. No puedo equivocarme...
El cochero me habla al oído, propone el sendero de la derecha.
Los caballos parecen querer tomar el escarpado camino de la izquierda.
El carruaje tiende a deslizarse en pendiente, recto, hacia el frente.
Y yo, el pasajero, creo que sería mejor tomar el pequeño caminito elevado del costado.
Todos somos uno y, sin embargo, estamos en problemas.
Un instante después veo cómo, muy despacio, por primera vez con tanta claridad, el cochero, el carruaje y los caballos se funden en mí.
También el anciano deja de ser y se suma, se agregan los caminos recorridos hasta aquí y cada una de las personas que conocí.
No soy nada de eso, pero lo incluyo todo.
Soy yo el que ahora, completo, debe decidir el camino.
Me siento en el lugar que ocupaba el anciano y me tomo un tiempo, simplemente el tiempo que necesito para tomar esa decisión.
Sin urgencias. No quiero adivinar, quiero elegir.
Llueve.
Me doy cuenta de que no me gusta cuando llueve.
Tampoco me gustaría que no lloviera nunca.
Parece que quiero que llueva solamente cuando tengo ganas.
Y, sin embargo, no estoy muy seguro de querer verdaderamente eso.
Creo que sólo asisto a mi fastidio, como si no fuera mío, como si yo no tuviera nada que ver.
De hecho no tengo nada que ver con la lluvia.
Pero es mío el fastidio, es mía la no aceptación, soy yo el que está molesto.
¿Es por mojarme?
No.
Estoy molesto porque me molesta la lluvia.
Llueve...
¿Debería apurarme?
No.
Más adelante también llueve.
Qué importa si las gotas me mojan un poco, importa el camino.
No importa llegar, importa el camino.
En realidad nada importa, sólo el camino.

Jorge Bucay en El Camino de la Felicidad

03 marzo 2008

La rueda de la vida

Portada del libro La Rueda de la Vida



La rueda de la vida es el último libro que escribió Elisabeth Kübler-Ross.

Por el hilo que se traza a través del mismo podríamos calificarlo de autobiografía, pero -al parecer- es también el testamento vital de la autora.

A lo largo de sus páginas, se desgrana un repaso a los acontecimientos y emociones que marcaron el camino de una mujer que acabó abriendo un tema tabú para nuestra sociedad: la muerte.

Su trabajo con enfermos mentales y moribundos la llevó a considerar la importancia del tránsito hacia la muerte, de la despedida de este mundo y de los seres queridos.

Convencida de que "la muerte no existe", sino que es el primer paso hacia otro plano de la realidad: nuestra trascendencia, contribuyó en gran medida a la difusión de una nueva línea de pensamiento médico orientado a aceptarla y reconocerla como una parte natural de la existencia humana.

Ciento treinta y siete páginas de un mensaje que puede resumirse en que como el vivir y el morir son hechos inseparables, debemos vivir plenamente, descubriendo la potencialidad de la existencia.

A lo largo de su lectura seguro que podrá reflexionarse sobre la búsqueda del significado de la existencia individual, sobre el peligro de dar demasiado poder a los maestros espirituales, sobre la ecología y el respeto al planeta.

Un libro sobre el vivir sinceramente, para morir plenamente.

02 marzo 2008

Namefix: renombra tus fotos digitales

Renombrar imágenes



Todos los que poseen una cámara digital entenderán de inmediato la utilidad de esta pequeña aplicación.

Cada vez que la utilizamos y después descargamos las imágenes al ordenador no obtenemos otra cosa que un sinfín de archivos alfanuméricos difícilmente gestionables salvo que los veamos en miniaturas o comencemos a renombrarlos masivamente (hay programas que hacen esto último).

Transcurrido un tiempo, y salvo que seamos sumamente organizados, no habrá manera de encontrar una foto -que en un momento dado se recuerda- salvo comenzar a buscarla dentro de nuestra colección.

Todo esto queda resuelto con Namefix.



Namefix es un pequeño ejecutable gratuito que ni siquiera precisa instalación.

Basta ejecutarlo y elegir las fotografías cuyo nombre queremos cambiar a efectos de identificación.

Lo que hace el programita no es otra cosa que leer la información Efix de la fotografía y sustituir el nombre que le asigna automáticamente nuestra cámara por esta información.

Podremos elegir entre tres opciones para rotularlas con día, mes, año y hora.
También podremos añadirles a todas ellas alguna palabra o texto que las identifique con información añadida a la lectura Efix.

Muy, muy práctico.

Podéis bajar la aplicación desde su sitio web.

01 marzo 2008

Visto... desde fuera

Mirada canina



Escuché a alguien mencionar una frase que decía:
Señor, conviérteme en la persona que mi perro cree que soy.

Afirmaba haberla leído en la pegatina de un coche.

Yo la he encontrado también en este blog.

Sirva como reflexión y, a la vez, como apoyo y homenaje a todos quienes trabajan por difundir una cultura de respeto y cariño hacia los animales.

Con demasiada frecuencia soy incapaz de distinguir a los llamados "racionales".